Escúchenos en línea

Obreros de la construcción siguen protestas para lograr seguridad laboral en Panamá

Agencia PL. Desde ciudad Panamá. | 31 de Julio de 2007 a las 00:00
Constructores panameños reanudaron el martes las protestas callejeras en reclamo de justicia por la muerte de cuatro trabajadores sepultados vivos por un alud de tierra, debido al incumplimiento patronal de medidas de seguridad en las obras. Dirigentes del Sindicato Unico Nacional de Trabajadores de la Construcción (SAUNTRACS), el mayor del país, dijeron que seguirán los paros y cierres de calles hasta que las autoridades competentes procesen y condenen a los culpables de la tragedia. En lo que va de año 17 constructores perdieron la vida en accidentes evitables, recordaron. Las manifestaciones coinciden esta jornada con los sepelios de tres de los fallecidos el jueves último, todos de muy humilde condición, que dejan en el desamparo a sus familias. El sindicato anunció que recibió los poderes necesarios de las familias para interponer una demanda civil y penal contra la Constructora Corcione, a la que acusan de homicidio culposo. Dirigentes y afiliados del SUNTRACS se enfrentaron la víspera con empleados de la compañía Corcione, que fungen como representantes de un sindicato particular de esas empresas y se oponían a paralizar las labores. En declaraciones a la prensa, el dirigente obrero Saúl Méndez acusó a los empresarios de utilizar ese mecanismo para robar a los trabajadores su conquista de convención colectiva firmada entre el SUNTRACS y la Cámara Panameña de la Construcción. Mediante esos procedimientos, las empresas consiguen pagar salarios bajos y violan las leyes laborales, agregó. Méndez dijo que los denominados "sindicatos amarillos" gozan del respaldo de partidos políticos "que no toleran la existencia de una organización obrera sólida y con autonomía financiera como el SUNTRACS, a la que ven como un peligro y quieren dividir".

Descarga la aplicación

en google play en google play