Escúchenos en línea

Gobierno salvadoreño debe retirar cargos terrorismo contra luchadores sociales

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 31 de Julio de 2007 a las 00:00
El gobierno de El Salvador debe retirar los cargos de terrorismo contra manifestantes que presuntamente bloquearon carreteras a comienzos de mes, dijo el grupo Human Rights Watch (HWR). El 2 de julio, la policía confrontó a decenas de manifestantes en la municipalidad de Suchitoto, que protestaban en contra de un plan para descentralizar la distribución del agua. Un total de trece manifestantes afrontan cargos de "terrorismo" y, de ser declarados culpables, podrían recibir penas de entre diez y quince años de prisión. "El bloqueo de carreteras y lanzamiento de piedras pueden ser delitos, pero no son actos de terrorismo", argumentó en un comunicado José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW. "El gobierno salvadoreño puede legítimamente enjuiciar a manifestantes que violan la ley, pero no debe aprovechar la ley antiterrorista contra delitos de menor cuantía", agregó. Vivanco se refirió a la llamada Ley Especial contra Actos de Terrorismo, que entró en vigor en noviembre de 2006 para prevenir y castigar actividades terroristas, pero que no incluye una definición exacta de lo que constituye un acto terrorista. Citando a un experto en terrorismo de Naciones Unidas, Vivanco explicó que, en términos generales, el "terrorismo" es "el equivalente de un crimen de guerra en tiempos de paz". Aunque no hay consenso internacional sobre una "definición precisa" del terrorismo, el término sólo se aplica a los "delitos más graves de violencia política, dirigida a intimidar a la población para lograr una meta política", recalcó. Según la Policía, algunos manifestantes bloquearon las vías públicas y lanzaron piedras, y las autoridades respondieron con bombas lacrimógenas y balas de goma para dispersarlos. Inicialmente, catorce manifestantes fueron detenidos y acusados de terrorismo, diez de ellos acusados por su participación en el bloqueo de carreteras y lanzamiento de piedras, y tres por el presunto uso de armas de fuego. Las autoridades retiraron los cargos contra un manifestante al que habían acusado de interferir con las operaciones policiales. Posteriormente, un tribunal de apelaciones mantuvo los cargos contra los trece manifestantes y rechazó los alegatos de la policía de que algunos manifestantes utilizaron armas de fuego. Al criticar la vaguedad del texto de la ley respecto al terrorismo, HRW también instó a la Asamblea Legislativa a que la modifique para que la ley sólo se aplique contra actos "muy peligrosos" y con claros objetivos terroristas. Además, pidió que las autoridades salvadoreñas apliquen salvaguardas para prevenir "el uso indebido" de la ley antiterrorista, especialmente si es por motivaciones políticas. HRW emitió el comunicado en momentos en que el gobierno salvadoreño impulsa reformas penales ante el Parlamento para endurecer las sanciones contra quienes participen en desórdenes públicos, lo que ha generado polémica en ese país.

Descarga la aplicación

en google play en google play