Escúchenos en línea

Obispos católicos piden respeto y tolerancia para evitar polarización en Costa Rica

Varias agencias. Desde San José. | 2 de Agosto de 2007 a las 00:00
La Iglesia Católica costarricense está preocupada por los niveles de polarización que ha generado en el país el tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos, según manifestaron el jueves las autoridades religiosas en la misa en honor a la Virgen de los Ángeles, patrona de la nación. El obispo de la provincia de Alajuela, Ángel San Casimiro, pidió en la homilía de la mayor celebración religiosa del país, que haya más respeto y tolerancia entre quienes apoyan el TLC y aquellos que lo rechazan de cara al referendo del próximo 7 de octubre, donde se decidirá su ratificación. El prelado reconoció en su sermón, en la ciudad de Cartago, 22 km al este de San José, ante el presidente Oscar Arias y miles de fieles, que "Costa Rica está frente a una gran disyuntiva" y que tanto el proceso para la consulta como el resultado del referendo, "ponen a prueba el amor a la patria". El prelado reconoció que la polarización en torno al TLC "es evidente", pero advirtió que las opciones del "sí" y el "no", "no pueden entronizarse como símbolos de una nación dividida". "Cuidado amigos y amigas, la Patria no tendrá futuro si los pensamientos maniqueos nos conducen a creer que los que piensan distinto a mí son mis enemigos, un país pequeño como el nuestro estará condenado a la ruina si el valor de la tolerancia se anula", advirtió. San Casimiro apeló "a la sabiduría del pueblo costarricense para saber que más allá del resultado en las urnas se debe construir un país más incluyente", y a recordar que "la base de la democracia es la tolerancia". El sermón del obispo de Alajuela parece tratar de calmar los ánimos en un momento donde los partidarios del "sí" y "no" al TLC están abiertamente enfrentados y predominan las denuncias de malos tratos entre las partes. Por ejemplo, el vicepresidente de este país, Kevin Casas, denunció esta semana que el vocero de la campaña del "no", Eugenio Trejos, quien también es rector de una universidad estatal, lo "insultó" y hasta tuvo intención de pegarle en un debate sobre el TLC en una comunidad fuera de San José. Ante este panorama, el sacerdote hizo énfasis en el respeto que debe existir entre las partes e instó a los ciudadanos a participar en la consulta popular para expresar ahí su opinión. "Todos y todas debemos participar en el referendo, tomando como criterio de nuestra decisión final, la firme convicción de que lo que debe prevalecer es el bien de las mayorías", afirmó Sancasimiro. El presidente Oscar Arias coincidió con la jerarquía eclesiástica y reafirmó que el gobierno respetará la decisión que tomen los costarricenses en el referendo. Cerca de dos millones de personas peregrinaron desde distintos puntos de país para visitar el santuario de la Virgen de los Angeles, en una tradicional romería que concluyó con el acto litúrgico de este jueves.

Descarga la aplicación

en google play en google play