Escúchenos en línea

Instan a atender huelga contra transnacional en Costa Rica

San José. PL. | 14 de Febrero de 2015 a las 15:34

El Frente Amplio de Costa Rica solicitó al Ministerio de Trabajo atender con la marca de emergencia la huelga que persiste este sábado en varias fincas de la empresa transnacional Del Monte, en Sixaola, provincia caribeña de Limón.

Hace medio centenar de días más de 200 trabajadores de las Fincas 1,2 y 3 de esa corporación frutícola iniciaron un paro de labores en reclamo por el irrespeto a los acuerdos de contratación y la víspera fueron desalojados a la fuerza del lugar donde acampaban.

Dos personas resultaron heridas y otras salieron con múltiples magulladuras por los golpes que les propinaron los elementos de choque contratados por la empresa Del Monte, aseguraron diputados de ese partido de izquierda.

"La respuesta del Ministerio de Trabajo ha sido lenta. Si esta huelga se expresara en las calles de San José, no se hubieran aguantado más de un mes de protestas, pero como es Sixaola, es muy fácil cerrar los ojos", expresó el jefe de la fracción frenteamplista, Gerardo Vargas.

"Urge que el Gobierno atienda esta situación con carácter de emergencia", instó.

El periódico digital El País explicó que la huelga se generó en la provincia caribeña cuando la empresa incumplió un convenio de recontratación, según el cual los empleados liquidados el 31 de diciembre, serían contratados en su totalidad el 2 de enero de 2015.

Ante esta situación, el sindicato presentó al Ministerio de Trabajo un recurso de conflicto económico social, pero sigue sin recibir respuesta.

Esta huelga es un reflejo de prácticas laborales que rayan con la ilegalidad y que se ven mucho en las grandes transnacionales agrícolas: no se pagan días feriados, ni las horas extra, afirmó Vargas.

Los trabajadores viven en la inseguridad de no saber si los van a recontratar y además, se persigue a líderes sindicales. Todo esto debe atenderse con mayor rigurosidad, añadió.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play