Escúchenos en línea

Obispo salvadoreño denuncia que gobierno esconde la verdad sobre la violencia

Varias agencias. Desde San Salvador. | 5 de Agosto de 2007 a las 00:00
El obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, señaló este domingo que la policía debe de trabajar en no perder la confianza de la ciudadanía en su lucha contra la delincuencia, pues de lo contrario, advirtió, la gente podría hacer justicia por su cuenta. "Hay que ser muy claros, necesitamos jefes en la policía, en todas sus instancias que sean confiables. Que sean confiables porque de lo contrario la gente pierde confianza en las instituciones y comienza a buscar soluciones por su mano", señaló el obispo auxiliar. Rosa Chávez, en una rueda de prensa tras oficiar la misa dominical en la catedral de San Salvador, señaló que "hay muchas cosas que no andan bien en las instituciones que nos tienen que proteger" y dijo que "no tenemos ahorita fuentes transparentes sobre lo que está pasando a nivel de homicidios, los datos se ocultan a veces, hay que andar luchando uno como periodista para obtener los datos de como estamos en las estadísticas". No obstante, el obispo recordó que con la reciente detención de varios miembros de una red de sicarios que operaba en la ciudad de San Miguel, 138 km al este de la capital, entre los que figuraba un sargento de la policía, quedó "demostrado" la existencia "de policías corruptos" en la institución, así como la existencia de ese tipo de agrupaciones en el país. El Salvador es azotado por una ola de violencia que dejó un saldo de 2.069 personas asesinadas en los primeros siete meses de 2007, cifra menor a las 2.251 muertes en igual periodo del año previo. El obispo afirmó que se pretenden "hacer ver que las cosas van mejorando, por cierto la semana pasada se hablaba de que había una disminución importante en el índice de homicidios y esta semana los periódicos dicen todo lo contrario, que tenemos un auge en estos últimos días ciertamente preocupante". El diario "La Prensa Gráfica" informó el viernes de que en julio pasado se registraron 335 homicidios, 82 más que en el mes anterior. Rosa Chávez remarcó que "es importante la transparencia, es importante la verdad, no importa que uno tenga que reconocer que el país anda mal, pero con maquillaje de cifras no cambiamos la realidad". Rosa Chávez cree que es "un paso importante" que el gobierno haya iniciado la investigación sobre el "grupo de exterminio", de San Miguel. Dijo que con esa investigación, "vemos como está demostrado que existe en el país una manera fácil de obtener dinero y que eso con frecuencia incluye el asesinato". El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Rodrigo Ávila, confirmó el pasado 2 de agosto que se investiga la existencia de un "grupo de sicarios" que opera en San Miguel, situada a 138 al este de San Salvador, así como a un grupo de comerciantes que lo financian. Hace una semana fue detenido el sargento de la PNC Nelson Arriaza Delgado, quien trabajaba en la División de Investigaciones de la delegación de la institución en San Miguel, luego del asesinato unas horas antes de un hombre en Nueva Esparta, en La Unión, también en el este del país. Además de Arriaza, por el mismo hecho fueron capturados el ex agente de la PNC Carlos Chávez Hidalgo y el civil Rember Rolando Martínez, quienes ya fueron llevados a los tribunales. Rosa Chávez dijo que lo que ocurre en San Miguel "también pasa en otros lugares del país y yo por eso hacía una reflexión respecto a lo que pasa con el tema de los homicidios, se trató de hacer ver que era debido a los pandilleros y que más y más se va viendo que la mayor parte vienen del crimen organizado y narcotráfico". Señaló que "esto es un dato nuevo en cuanto a que no se decía, no se admitía, ahora ya comienza a verse esto abiertamente, es un paso importante". Afirmó que "durante mucho tiempo se quiso negar que habían policías corruptos, policías que estaban ligados al crimen organizado y a las pandillas y el tema ha ido saliendo casi por la fuerza de la realidad". Apuntó que "a la realidad cuando uno la saca por la puerta se mete por la ventana y que bueno que finalmente se dejó ver esa parte. Naturalmente que esto ligado a toda la historia de la policía, a anteriores directores que permitieron cosas que ahora están dando sus frutos negativos".

Descarga la aplicación

en google play en google play