Escúchenos en línea

Amnistía Internacional denuncia que peligra la vida de quienes quieren un cambio en Honduras

LaVoz.com. Desde Tegucigalpa. | 8 de Agosto de 2007 a las 00:00
Amnistía Internacional (AI) denunció el miércoles que la vida de los periodistas, ambientalistas y activistas pro derechos humanos peligra en Honduras. "Esa gente corre un grave riesgo de ser víctimas de amenazas, hostigamientos, cargos infundados, agresiones e, incluso, asesinados", dijo en rueda de prensa el director de la Sección Española de AI, Esteban Beltrán. "Las autoridades sólo disponen de tres policías para investigar las violaciones a los derechos humanos, lo que crea un ambiente inseguro en esta nación", agregó. Beltrán dijo haber expuesto al gobierno seis "casos graves" de violaciones a las libertades públicas. "Las autoridades se comprometieron a investigar esa situación y esperamos que así lo hagan porque las Naciones Unidas y nosotros estamos pendientes de lo que sucede en Honduras", subrayó. Un informe de AI destaca la experiencia de Donny Reyes, dirigente de Arcoiris, que defiende a los homosexuales en Honduras. Seis policías lo golpearon y detuvieron brevemente sin motivo en marzo al salir de su oficina en Tegucigalpa. Según la organización, no es el único caso de ataques a miembros de Arcoiris, cuyas oficinas en esta capital también han sido asaltadas. Asimismo, en diciembre de 2006, el abogado Dionisio Díaz, dirigente de la Asociación para una Sociedad más Justa, fue asesinado a tiros cuando se iba en su coche a la Corte Suprema de Honduras. No hay ningún detenido en relación al asunto. En dos años, al menos 15 abogados han sido asesinados en circunstancias similares, al igual que otros 100 periodistas, ambientalistas y empresarios. "Ya es hora que las autoridades investiguen esos abusos y pongan a los responsables a disposición de la justicia, que es el mejor mecanismo de protección y el único real para los activistas de derechos humanos", dijo Susan Lee, directora del Programa de Investigación sobre América de AI. Instó a Honduras a ejecutar un plan nacional de acción con el fin de garantizar que los defensores de la sociedad realicen su trabajo sin temor a represalias. Beltrán y Lee forman parte de una delegación de AI que estuvo tres días en Tegucigalpa. El grupo lo integraron además la encargada de campañas sobre defensores de derechos humanos, Ana Hurt, y la responsable de campañas sobre Centroamérica, June Holmes.

Descarga la aplicación

en google play en google play