Escúchenos en línea

Gobiernos de la región dicen que erradicarán trabajo infantil esclavo

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 8 de Agosto de 2007 a las 00:00
Los países centroamericanos y República Dominicana reiteraron el miércoles en Panamá su compromiso de tomar acciones concretas para erradicar las peores formas de trabajo infantil en la región y se propusieron lograrlo en 2015. El asunto fue discutido hoy en la apertura del Encuentro de Ministros de Educación y Conferencias Episcopales de Centroamérica y República Dominicana, que se celebra en la Ciudad de Panamá y concluye mañana. El evento surge de la Coordinación Educativa y Cultural Centroamericana (CEEC), el Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), el Proyecto Primero Aprendo y la Organización Interamericana del Trabajo (OIT), en el marco del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC). El coordinador para América Central, República Dominicana y Haití del IPEC, y funcionario de la OIT, el español Guillermo Dema, dijo a Acan-Efe que en la jornada inicial se analizó la realidad de los 2,5 millones de niños y niñas que trabajan en Centroamérica. Las delegaciones explicaron las políticas y programas nacionales, "muy incipientes, pero concretas", para enfrentar este flagelo. Algunas iniciativas consisten en modelos educativos políticamente diseñados para abordar esta problemática, salas de nivelación para niños trabajadores, becas o subsidios condicionados a familias en situación de pobreza con el requisito de matricular a sus hijos en las escuelas. Afirmó que "ahora lo que se discute es el momento de pasar un poco a la acción y de pensar en grandes magnitudes". Destacó que se puso de manifiesto el compromiso de todos los países representados en esta reunión "de acabar con las peores formas del trabajo infantil como fecha tope en el 2015". También se debatió sobre la iniciativa presentada por el gobierno de Panamá de crear un fondo social centroamericano, para garantizar la dotación de recursos para las políticas y acciones en materia de erradicación de trabajo infantil que se desarrollan en la región. Estas acciones y programas deben convertirse en políticas del Estado, más que de gobiernos, para alcanzar esta meta del 2015, según Dema, quien citó cifras de la OIT que indican que 2,4 millones de niños y niñas de entre 5 y 17 años están trabajando en la región. La primera dama de Panamá, Vivian Fernández de Torrijos, quien inauguró la reunión, dijo que "las acciones deben ser integrales y tomar en cuenta las diversas necesidades de estos niños y sus familias". Expresó que esto es así "porque si no, lejos de resolver los problemas de fondo, estaremos ofreciendo paliativos". El sacerdote Alfredo Madrigal Salas, del SEDAC, señaló que erradicar el trabajo infantil "es una responsabilidad que no sólo compete a gobiernos, también las instituciones no gubernamentales, las organizaciones sociales y la iglesia la tienen". "En lo que concierne a la Iglesia, ella se ha comprometido en la región mediante acciones concretas que tienen su fundamento en los principios de la Pastoral de la Infancia entendida como el conjunto de esfuerzos que hace la iglesia, a partir del conocimiento de la situación, por reflexionar y llevar a la práctica el mensaje del Evangelio y sus exigencias en el sector infancia", subrayó.

Descarga la aplicación

en google play en google play