Escúchenos en línea

Indígenas guatemaltecos lamentan tener poco que celebrar en su día

Agencia ACAN-EFE. Desde ciudad Guatemala. | 9 de Agosto de 2007 a las 00:00
Los aborígenes de Guatemala, que representan el 42 por ciento de los 13 millones de habitantes de este país, lamentaron tener "poco que celebrar" hoy en la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas. La Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC), la más grande y radical organización indígena de Guatemala, señaló en un comunicado que debido a la "permanencia de los gobiernos empresariales y conservadores", los pueblos indígenas siguen siendo víctimas de un Estado excluyente. La marginación de que son víctimas los indígenas, principalmente las mujeres y los niños, precisó la CNOC, se manifiesta en la ausencia de una política agraria y de desarrollo rural, los reducidos presupuestos destinados a la salud y educación de las comunidades rurales, y la discriminación y el racismo. "Los indígenas guatemaltecos tenemos poco que celebrar, ya que seguimos siendo excluidos, marginados en la toma de decisiones y no somos escuchados" por las autoridades, subrayó la CNOC, que ha centrado su principal lucha en la realización de una reforma agraria que dote a todos los campesinos e indígenas de tierras. Los indígenas lamentaron también la "poca atención" que han puesto a sus demandas los candidatos que se han postulado para las elecciones presidenciales del próximo 9 de septiembre. De los catorce políticos que aspiran a la primera magistratura de Guatemala, solo dos acudieron ayer a un foro organizado por una coalición de organizaciones indígenas que les convocaron para conocer sus propuestas para abordar la problemática que padecen los aborígenes. La Premio Nobel de la Paz 1992, la líder indígena Rigoberta Menchú, del partido de centro-izquierda Encuentro por Guatemala, y el general retirado Otto Pérez Molina, candidato del derechista Partido Patriota, fueron los únicos que atendieron el llamado. Juan Salanic, uno de los organizadores del foro, dijo a periodistas que la ausencia del resto de candidatos "es una muestra clara de su desinterés y falta de compromiso" frente a la situación de los indígenas. Aunque la participación de Menchú en los comicios marca un hito en la histórica política del país, por ser la primera mujer indígena en aspirar a la presidencia, sus posibilidades de triunfo, según las encuestas publicadas por la prensa local, son escasas, ya que solo cuenta con el apoyo del 5,5 por ciento de los electores. En los últimos diez años, la participación política de los indígenas se ha incrementado, pero la CNOC considera que aún "es insuficiente", ya que los puestos que les han sido otorgados en las esferas del gobierno son mínimos y sus posibilidades de incidir en las políticas públicas, reducidas. De los más de 29.000 candidatos que buscarán un puesto de elección popular en los comicios de septiembre, menos del 20 por ciento, según el Tribunal Supremo Electoral, son indígenas. Pero contrario a lo que ocurre en otros países de América Latina con gran población indígena, como Bolivia o Ecuador, en Guatemala los candidatos indígenas no han logrado unirse en un solo partido, sino que están divididos en diferentes agrupaciones, y casi ninguno ocupa un cargo directivo.

Descarga la aplicación

en google play en google play