Escúchenos en línea

Crisis política en Honduras

MiPunto.com. Desde Tegucigalpa. | 10 de Agosto de 2007 a las 00:00
Honduras vivía este viernes una crisis política por un choque entre el presidente del Congreso, Roberto Micheletti, y el mandatario Manuel Zelaya, pese a que este último estaba fuera del país, a raíz de una rebaja en las tarifas telefónicas que aprobó el Congreso. "Yo puedo decir al pueblo hondureño que fuimos amenazados anoche, a través de don Raúl Valladares (secretario privado de Zelaya). Dijo que como queríamos seguridad, el día de hoy nos iban a mandar la tanquetas, los policías y los soldados al Congreso Nacional, declaró Micheletti a la estación local HRN. "Que no los mande hoy, que si quieren dar un golpe de Estado que los manden el martes que allí vamos a estar los diputados", añadió. El conflicto surgió porque el Ejecutivo y el Legislativo no se han podido poner de acuerdo para la aprobación de una ley de telecomunicaciones y el Congreso aprobó el jueves un decreto transitorio que rebaja a 0,045 dólares el minuto la llamada internacional por un periodo de seis meses. Según el Congreso, el costo de 0,20 dólares el minuto provoca un tráfico de llamadas "grises" por medio de operadores clandestinos que cobran tarifas más baratas utilizando nuevas tecnologías. Sin embargo, la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), que depende del Ejecutivo, se quejó que el decreto le hace perder 58 millones de dólares. Zelaya --que estaba el jueves en Colombia firmando un tratado de libre comercio-- había advertido que si el Congreso aprobaba la norma la vetaría y Micheletti respondió que se podía ratificar constitucionalmente. Según ese procedimiento, ante un veto presidencial una ley entra en vigencia si la ratifican dos tercios de los 128 diputados. El jueves, cuando el Congreso aprobaba el decreto, cientos de empleados de Hondutel rodearon con camiones de la empresa el edificio del Congreso e irrumpieron abruptamente dentro del hemiciclo, apoyados por diputados del partido Unificación Democrática (UD, izquierda). Micheletti informó que pidió al ministro de Seguridad, Alvaro Romero, que enviara a la policía para proteger a los diputados pero que sólo envió cinco agentes. "Yo no quiero entrar en cosas que no tengo seguridad, pero al señor ministro el único que le puede ordenar es el señor Presidente de la República. Yo no quiero creer, bajo ninguna circunstancia que el Presidente haya dado semejante orden porque eso sería atentar contra la democracia en mi país", manifestó Micheletti. Romero replicó que "el presidente Zelaya lo que me dijo es que si íbamos a hacer alguna acción contra estos sindicalistas que no fuéramos incluso a tirar gases porque congresistas estaban adentro, que fuéramos prudentes, que habláramos con ellos y que los lográramos sacar". El presidente del Consejo hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Mario Canahuati, hizo un llamado a "que no debe haber pugna entre los poderes del Estado" y los instó a "fortalecer la institucionalidad". Canahuati anunció una reunión de los empresarios, con participación de la embajada de Estados Unidos para tratar de propiciar un diálogo que resuelva el problema. "Yo creo que se puede llegar al diálogo si allá en la Casa Presidencial tienen la intención de hacerlo", dijo Micheletti.

Descarga la aplicación

en google play en google play