Escúchenos en línea

Trámites, cobros y actitud disminuyen la inversión privada en Honduras

Tegucigalpa. Por: elheraldo.hn | 16 de Abril de 2015 a las 17:25

Sectores productivos e industriales del país consideran que hay disposiciones en materia de regulaciones municipales y nacionales que se convierten en trabas y que al final ahuyentan a los inversionistas.

Aunque el Presidente clama en todos los foros y llama al capital nacional e internacional a invertir en el país, muchas gestiones se estrellan en burocracia y actitud de servidores públicos.

Constituir y hacer crecer una empresa continúa siendo un tema de discusión en Honduras. El gobierno está claro que una de las rutas para generar más fuentes de empleos y mejorar el crecimiento económico es a través de la inversión privada, tanto nacional como extranjera.

En ese sentido, el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, aprovecha cada foro nacional e internacional para invitar a los empresarios a invertir en el país. El mandatario destaca en sus intervenciones los avances que ha tenido Honduras en el último año, especialmente la estabilidad macroeconómica y los logros en materia de seguridad, como uno de los atractivos para hacer negocios.

No obstante, varios sectores productivos e industriales del país consideran que hay disposiciones en materia de regulaciones municipales y nacionales que se convierten en trabas y que al final ahuyentan a los inversionistas.

A la par de esta legislación, sin embargo, se suma la actitud de diferentes estratos burocráticos que enredan la gestión y los trámites, convirtiendo en un verdadero dolor de cabeza cualquier iniciativa de inversión de capital interno o externo.

No todos los funcionarios del gobierno corren al mismo ritmo de la energía que transmite el discurso del Presidente y muchos de ellos dan largas a resoluciones, acuerdos o disposiciones en lugar de acelerar la toma de decisiones cuando se trata de inversión que busca no solo generar empleo sino estimular la alicaída economía.

No se trata de burlar las leyes sino de entender la situación del país y actuar en rigor a las necesidades de inversión. En boca de un empresario se trata de “que un trámite no tarde seis meses, cuando la misma ley dice que debe atenderse en una semana”, por ejemplo.

Estos puntos han sido planteados al Presidente de la República por organizaciones como el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), la Asociación Nacional de Industriales (Andi), la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (Fedecamarah) y el Banco Mundial (BM), a través de una serie de estudios que elabora.

Para responder a las inquietudes se creó el Consejo Nacional de Inversiones, en donde hay representación del sector público y privado. Entre los temas expuestos por las organizaciones gremiales destacan la simplificación administrativa y tributaria.

El secretario de Recurso Naturales y Ambiente, José Antonio Galdames, dijo recientemente que la licencia ambiental se emitirá en un día, no obstante, lo anterior quedó en un anuncio, de acuerdo con testimonios de empresarios.

La Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) recién inauguró la Ventanilla Única de Inversiones, que consiste en un registro nacional, en donde los empresarios deberán facilitar los datos generales de su compañía, los contactos y los datos de inversión, que al final servirá para elaborar un mapeo.

Uno de los indicadores usados para monitorear el comportamiento de la inversión es el referente al flujo de capitales externos que ingresan al país, el que en el período 2013-2014 aumentó de US$1.059,7 millones a US$1.144,1 millones, equivalente a un crecimiento de apenas US$84,4 millones y 7.9 puntos en valores porcentuales.

Economistas coinciden que Honduras necesita duplicar sus niveles de inversión extranjera directa para que el PIB puede crecer a tasas de 5,5% y 6,5%. No obstante, el coordinador del Gabinete Económico, Marlon Tábora, sostiene que el país necesita cambiar la matriz de inversión y pasar a captar recursos que tengan un mayor impacto en la producción nacional y en la generación de empleos, ya que en los últimos años los mayores flujos de capitales se han concentrado en servicios como telecomunicaciones y la actividad financiera.

El gobierno ha definido al turismo y el sector agrícola como uno de los pilares estratégicos de su plan para reactivar la economía, y en este caso ha puesto a disposición 1.500 millones de lempiras, así como un programa de fomento a la vivienda, con una asignación de 4.500 millones.

Obstáculos

A pesar de que el informe Doing Business 2015 del Banco Mundial señala que el tiempo para abrir una empresa se ha reducido a 14 días, dirigentes empresariales, abogados y economistas consultados por EL HERALDO coinciden que hay trámites en las oficinas públicas que son engorrosos.

Una fuente de Fedecamarah, quien pidió omitir su nombre, dijo que las condiciones para hacer negocios en Honduras han mejorado en los últimos años pero la burocracia en algunas oficinas públicas no está en consonancia con el interés del Presidente de la República de promover la inversión privada.

Agregó que si la licencia ambiental no se puede emitir en un día, las autoridades de la Serna deben tratar de hacerlo lo más pronto. Sostuvo que de esa dependencia pública es de la que más reclamos reciben de los afiliados a la federación.

Manifestó que el gobierno creó el Consejo Nacional de Inversiones, el que fue juramentado en febrero de 2014, con el objetivo de diseñar una estrategia y plan de inversiones en el país, así como para fomentar la facilitación de trámites para la apertura de negocios.

Para Javier Arzú, representante de la empresa IQ Invest Honduras, que es una firma privada dedicada a la promoción de la inversión en el extranjero, el cambio de reglas continúa siendo uno de los factores que ahuyenta a los inversionistas. Relató que una de las experiencias vividas sucedió en el municipio de Jutiapa, Atlántida, en donde la alcaldía aumentó el permiso para el cultivo de palma africana de 900 a 2,500 lempiras por una extensión de cuatro manzanas.

Agregó que IQ Invest Honduras tiene casi un año de dedicarse a la búsqueda de inversionistas extranjeros, logrando despertar la atención de un empresario de Lituania que ha mostrado interés en el sector inmobiliario, pero hasta la fecha no ha logrado establecer su empresa.

Constituir una empresa camaronera tarda de tres a cinco años, de acuerdo con el presidente de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras (Andah), Víctor Wilson, que es uno de los sectores que mayor dinamismo ha observado en la última década. Agrega que puede crearse una empresa en menos tiempo pero contraviniendo las leyes correspondientes.

Para que el gobierno mejore las facilidades para crear una empresa en Honduras, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo brindan asistencia a Honduras para fortalecer el desempeño de oficinas públicas y privadas que están vinculadas con registros y trámites.


Descarga la aplicación

en google play en google play