Escúchenos en línea

176 policías son destituidos en El Salvador durante el primer trimestre 2007

Agencia ACAN-EFE. Desde San Salvador. | 13 de Agosto de 2007 a las 00:00
Un total de 176 policías fueron destituidos y otros 1.205 han sido sancionados por faltas graves o menores durante el primer semestre de este año, informó este lunes una fuente oficial. El Inspector General de la Policía Nacional Civil (PNC), Romeo Melara Granillo, dijo que la mayoría de los castigados fueron agentes y que en los casos de separación definitiva del cargo las principales causas fueron abandono del mismo, homicidio, robo y hurto. Melara explicó, en una entrevista con Tele corporación Salvadoreña (TCS), que los sancionados con suspensión temporal de labores cometieron faltas disciplinarias, cuya gravedad está determinada en el Reglamento Interno de la PNC. La institución fue fundada en febrero de 1992, en virtud de los Acuerdos de Paz que firmaron en enero de ese año el Gobierno y la entonces guerrilla para terminar con doce años de guerra civil. En la actualidad la PNC cuenta con unos 16.500 miembros y Nelara aseguró que el proceso de depuración de los mismos es permanente. Informó de que el año pasado fueron destituidos 400 miembros de la institución y 475 en 2005, por lo que los casos han ido en descenso y se espera que al final de 2007 esa tendencia se mantenga. El Inspector General informo de que trabaja en la elaboración de un nuevo proyecto de ley disciplinaria de la PNC, ya que la actual se contradice en muchos aspectos con el Reglamento Interno, el cual había entrado en vigor con antelación a la misma. Señalo que se trata de ajustar esas deficiencias, pero "respetando las cosas buenas que tiene la ley actual". Melara dijo que las investigaciones que se adelantan en la ciudad oriental de San Miguel sobre la existencia de un grupo de sicarios en el que supuestamente han participado policías lejos de causar desconfianza en la población debe dar seguridad sobre su determinación de atacar el delito. El sargento de la PNC Nelson Antonio Arriaza, miembro del Departamento de Investigaciones de la PNC en la delegación de San Miguel, fue detenido a finales de julio pasado tras el asesinato de un hombre, ocurrido unas horas antes en el también oriental departamento de La Unión. Asimismo, fueron detenidos un ex policía y un civil por el mismo hecho, para lo cual habrían recibido una paga de parte de un salvadoreño que reside en Estados Unidos. Melara confirmó que se investiga la relación que podrían tener los detenidos con un total de 31 asesinatos.

Descarga la aplicación

en google play en google play