Escúchenos en línea

Ancianos guatemaltecos continúan protestas en demanda de pensiones

None | 21 de Julio de 2006 a las 00:00
Ciudad de Guatemala – Personas de la tercera edad mantienen hoy una protesta frente a la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala, luego de la suspensión de la ley de pensiones para los adultos mayores sin amparo familiar. Los manifestantes, que desde junio realizaron prolongados ayunos, expresaron su disposición de continuar la batalla hasta lograr una mínima ayuda económica para más de 60 mil personas sin cobertura social. Héctor Montenegro, dirigente de la Asociación del Adulto Mayor, anunció a partir del lunes asambleas en todo el país a fin de analizar nuevas medidas de protesta contra la suspensión de la ley. La Corte declaró inconstitucional la normativa bajo el pretexto de que no especifica una fuente de financiamiento para su ejecución. Sin embargo, dos de los cinco magistrados de esa instancia hicieron constar en un anexo su rechazo al argumento, ya que la legislación plantea destinar el 1,89% del Impuesto al Valor Agregado para la pensión a los ancianos. La ley del Adulto Mayor ha tenido un trayecto accidentado desde que el Congreso de la República la aprobó en diciembre pasado, tras meses de discusiones. Inmediatamente fue rechazada por el presidente Oscar Berger, pero el procedimiento empleado fue incorrecto, lo cual permitió a los legisladores ignorar el veto y enviarla a su publicación. Fue entonces cuando dos abogados presentaron el recurso, obviamente en nombre de Berger. El miércoles, la Corte de Constitucionalidad declaró inconstitucional la Ley del Adulto Mayor, que garantizaba una pensión mensual equivalente a 66 dólares a los mayores de 65 años, al aceptar un recurso planteado por el propio mandatario al aducir que no contaba con recursos para cumplir con la normativa. El máximo tribunal guatemalteco explicó que para declarar inconstitucional la ley se basó en que no se establecía ninguna fuente de financiamiento. Sin embargo, el impulsor de la normativa, el diputado de la opositora Unidad Nacional de la Esperanza (derecha), Manuel Baldizón, rechazó los argumentos de la Corte al señalar que la misma determina que los recursos para hacerla efectiva saldrían del 1,85% de la recaudación por el Impuesto al Valor Agregado (IVA). La Ley había sido aprobada por el Congreso a fines de noviembre, y obligaba al Estado a pagar un equivalente de 66 dólares a unos 500.000 ancianos sin cobertura social. La decisión de la Corte cayó como "balde de agua fría" a unos 30 ancianos que desde principios de junio pasado mantienen una huelga de hambre frente al máximo tribunal guatemalteco. El presidente de Guatemala convocó a las personas de la tercera edad a una reunión para discutir una nueva iniciativa de ley, pero los ancianos rechazaron la oferta por considerarla una medida dilatoria ante un problema urgente. Berger aseguró que pagará una pensión mensual a medio millón de ancianos mayores de 65 años y que ya cuenta con un fondo de 214 millones de quetzales (USD 28,5 millones) para hacer efectivo el pago, pero advirtió que primero tiene que dialogar con los representantes de los ancianos para analizar otra iniciativa de ley que será enviada al Congreso. "Tenemos allí los 214 millones de quetzales que íbamos a destinar si la ley entraba en vigencia, y queremos decirle a los ancianos que no tengan pena, les vamos a pagar en efectivo", afirmó el mandatario durante una visita al departamento de Quiché (norte). De acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas, el 97% de los guatemaltecos que rebasan los 65 años de edad viven en condiciones de pobreza. Muchos de ellos realizaron durante su vida actividades laborales por cuenta propia o estuvieron inmersos en el sector informal de la economía, por que ahora carecen de una pensión para resolver sus necesidades más apremiantes. "No nos gusta la idea de dar dinero, pero hay opción si se toman las medidas y se garantiza que lo recibirá el más necesitado", agregó Berger, al insisitir que el pago tiene que ser garantizado en una nueva ley. "Lo que se necesita es que juntos nos pongamos a trabajar y le solicitemos al Congreso que agilice el trámite, pero de acuerdo y en coordinación con el gobierno", enfatizó. Baldizón adelantó que va a presentar "un recurso de ampliación y aclaración". El motivo es que "esto nos parece una jugarreta contra las personas de la tercera edad que no cuentan con cobertura social y menos aún con los ingresos necesarios para sobrevivir".

Descarga la aplicación

en google play en google play