Escúchenos en línea

Suspenden las clases en Panamá por temor a violencia

Agencia ACAN-EFE. Desde ciudad Panamá. | 16 de Agosto de 2007 a las 00:00
El Gobierno de Panamá anunció este jueves la suspensión de las clases en todos los colegios públicos de la capital ante el temor de que se produzcan "actos de violencia" durante una marcha de protesta convocada para el viernes por los obreros de la construcción. El anuncio lo hizo esta noche la ministra de Gobierno y Justicia de Panamá, Olga Golcher, durante una rueda de prensa. Golcher detalló que el Consejo de Seguridad del gobierno de Panamá "tiene información" de la preparación de "presuntos actos de violencia", con participación de "extranjeros" en varios sectores del área metropolitana y que "actuará" para evitarlos. Los obreros del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS) anunciaron este jueves que mañana marcharán por la capital hacia la sede de la Presidencia panameña por la muerte de un obrero tiroteado durante un enfrentamiento con miembros de otro sindicato del mismo gremio, registrado el martes. La ministra advirtió que, aunque "no damos detalles en materia de seguridad", el gobierno va a "preservar el orden y libertad de expresión, pero sin violencia" y va a garantizar que "en las áreas de la marcha" del SUNTRACS, "no se produzcan infiltraciones". Anotó que las autoridades han confirmado que "se han contactado personas", cuyos intereses que no identificó, para que se infiltren en la marcha. El secretario de Defensa del SUNTRACS, Saúl Méndez, anunció hoy la celebración de la marcha de protesta y una huelga nacional de 24 horas del sector el próximo 24 de agosto. Méndez dijo que la huelga es una "advertencia al gobierno" que no atiende la situación crítica de los obreros de la construcción. Más de 400 dirigentes aprobaron las medidas de protesta tras la muerte del trabajador Osvaldo Lorenzo en un enfrentamiento registrado el martes con otros obreros de la construcción, miembros, según Méndez, de un sindicato "amarillo" de la empresa brasileña Odebrecht. El incidente se produjo cuando un grupo de sindicalistas llegó a las oficinas de campo de la empresa constructora brasileña, en la localidad panameña de Chilibre, para protestar por el despido de varios de sus compañeros y la contratación en su lugar de "extranjeros indocumentados", explicó Méndez. La Policía Nacional, que intervino para detener la reyerta, señaló, por su parte, que los miembros del SUNCTRACS intentaron entrar por la fuerza a las instalaciones de Odebrecht y que la empresa de seguridad de la constructora intervino para evitarlo. Sobre los disparos, que provocaron un muerto y dos heridos, no ha determinado aún de que parte procedieron. Vinculadas con los enfrentamientos, la Policía detuvo a 23 personas, entre éstas, ocho agentes de seguridad privados y 15 trabajadores de Odebrecht, y decomisó diez armas de fuego. La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) lamentó hoy en un comunicado la muerte de un obrero en un enfrentamiento entre grupos sindicales, y rechazó la violencia y la intolerancia "que se ha tomado las calles del país". Igualmente consideraron que las autoridades "tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir la Ley", y afirmaron ser partidarios de "procurar y resolver las diferencias mediante el diálogo respetuoso, tolerante y en estricto apego a la Ley". La Constructora Norberto Odebrecht coordina desde Chilibre la construcción de la autopista transístmica, que unirá a la capital panameña, en el Pacífico, con la ciudad de Colón, en el Atlántico.

Descarga la aplicación

en google play en google play