Escúchenos en línea

Gobierno panameño reitera su voluntad de diálogo con indígenas

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 8 de Junio de 2015 a las 00:00

Ante informaciones de preparativos de protestas en comunidades indígenas y negativas a continuar el diálogo, el Gobierno de Panamá reiteró este lunes su compromiso y disposición para mediar y resolver el conflicto de la hidroeléctrica Barro Blanco.

Un comunicado de la comisión de alto nivel, encabezada por la vicepresidenta Isabel de Saint Malo, aseguró que apoyará la solución conjunta de las incompatibilidades demostradas de la obra y su entorno, "garantizando los mecanismos de transparencia y responsabilidad".

En evidente respuesta a acusaciones recientes de grupos indígenas, la nota insistió en que el Gobierno respeta los derechos humanos de las comunidades impactadas por la construcción del proyecto hidroeléctrico, demostrado en el diálogo franco y abierto sobre el asunto.

No obstante, el comunicado nuevamente reafirmó la terminación de la central eléctrica bajo el argumento de la "seguridad jurídica" y el "interés nacional".

"El Gobierno mantiene su disposición de resolver este conflicto mediante el consenso y respeto de las partes", dijo el comunicado que reiteró el regreso a la mesa de negociaciones.

Informaciones de líderes y voceros indígenas coincidieron en los preparativos de movilizaciones en varios puntos de la geografía panameña, donde se pronunciarán contra el proyecto de todas las hidroeléctricas del país, por considerarlas dañinas al medioambiente.

Igualmente denunciaron el despliegue de fuerzas antimotines en varios de estos sitios, incluido la hidroeléctrica de Barro Blanco.

Varios ultimátum de grupos de la etnia NgÃñbe Buglé para el cierre definitivo de Barro Blanco se vencieron o el plazo está cerca de concluir, mientras es explícita la negativa de la comisión de diálogo indígena y campesina para volver a la mesa de negociaciones.

La víspera, una comisión de altos funcionarios gubernamentales fue hasta la comunidad de Quebrada Caña, muy cerca de la polémica hidroeléctrica, en respuesta a la exigencia de los vecinos para que el propio presidente, Juan Carlos Varela, tome cartas en el asunto.

Un comunicado de la Presidencia informó sobre el encuentro, donde dialogaron con la cacica suplente Clementina Pérez, quien encabeza el movimiento denominado 22 de Septiembre, la cual reiteró mediante nota su posición frente al proyecto.

Para mañana martes grupos campesinos convocaron a una protesta contra la construcción de hidroeléctricas en el país, en el puente sobre el río San Pablo, en la carretera Interamericana, en la occidental provincia de Veraguas, pero no se conoce si intentarán bloquear el tránsito en la vía.

En la población subyacen temores de que se reproduzcan las manifestaciones de 2012, cuando la población NgÃñbe Buglé se levantó masivamente en defensa de sus ríos y enfrentó una cruenta represión que dejó varios muertos y centenares de heridos y mutilados.


Descarga la aplicación

en google play en google play