Escúchenos en línea

Gobierno concluirá hidroeléctrica; indígenas panameños la rechazan

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 10 de Julio de 2015 a las 09:46

La decisión del gobierno panameño de terminar el controvertido Proyecto Hidroeléctrico Barro Blanco (PHBB) y el anuncio de unidad entre los grupos indígenas hasta ahora separados, escala este viernes el conflicto que enfrentan autoridades y etnia Ngäbe Buglé. (PLRadio)

Una nota de la Secretaría de Comunicación informó a la prensa "la decisión de concluir la construcción" del PHBB, ubicado en el distrito de Tolé, en la occidental provincia de Chiriqui, lo que comunicaron a la Comisión Indígena y Campesina en el diálogo, asegura.

"En dicho reporte se reitera la necesidad de que se terminen todos los trabajos relacionados con la consolidación del estribo izquierdo de la presa, ya que de no hacerlo se pone en riesgo a quienes habitan aguas abajo del proyecto", señala el documento.

"En este sentido, las autoridades tomarán todas las medidas que sean necesarias para garantizar la vida y bienes de todas las comunidades aledañas al mismo", dice el Gobierno.

Y además, reiteró "la disposición de conversar para atender las incompatibilidades subsanables en cuanto a este proyecto y fortalecer los espacios de diálogo con los afectados y la Comisión Indígena".

La primera respuesta indígena a la decisión gubernamental fue aglutinar a todos los movimientos internos, hasta ahora dispersos, y limar las asperezas para establecer un frente común, según informó a Prensa Latina el representante del Congreso Tradicional, Mirónomo Krónomo.

Para este viernes, los líderes indígenas convocaron a una conferencia de prensa en la entrada de Barro Blanco, la cual está bloqueada desde hace 37 días por un grupo de ellos para impedidr el acceso a los constructores.

Uno de los que encabeza el sitio a la obra, el cacique Toribio García, aseveró a Prensa Latina que, a pesar de la decisión del Gobierno, se mantendrán firmes y sólo aceptarán la cancelación definitiva del PHBB.

Este jueves debió continuar el diálogo entre indígenas y el Gobierno Nacional, reiniciado la semana anterior con la asistencia del presidente Juan Carlos Varela, pero no se convocó a la reunión.

Las conversaciones quedaron pospuestas, informó el diario La Estrella, al asegurar que la comisión gubernamental de alto nivel informó que aún están a la espera de que los indígenas oficialicen su posición en cuanto a la propuesta de metodología planteada en el último encuentro.

Al parecer, se están preparando para desalojarnos por la fuerza de la entrada de Barro Blanco, para terminar la hidroeléctrica, lo que constituye una declaración de guerra a nuestro pueblo, sentenció Krónomo.


Descarga la aplicación

en google play en google play