Escúchenos en línea

Proponen ley de desarrollo integral para el campo en Guatemala

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 22 de Agosto de 2007 a las 00:00
Cuatro instituciones guatemaltecas manifestaron el miércoles su apoyo a la aprobación de una ley de desarrollo integral rural, que beneficie a los indígenas y campesinos que históricamente han sido excluidos en el país. La Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG), la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) y la estatal Universidad de San Carlos (USAC), expresaron la necesidad de buscar una solución a la ancestral problemática agraria en el país. El presidente de la CEG, el obispo Álvaro Ramazzini, dijo en rueda de prensa que la solución al problema agrario es una tarea pendiente de los Acuerdos de Paz que se firmaron el 29 de diciembre de 1996. Ramazzini explicó que los sectores desposeídos han hecho esfuerzos por consensuar una propuesta que permita el desarrollo rural integral en sus comunidades. El jefe católico señaló que el Congreso de Guatemala tiene una gran oportunidad de demostrar que tiene interés en el pueblo empobrecido y aprobar la ley cuando llegue al pleno parlamentario. "Siempre hemos dicho que los dos sectores excluidos de todos los beneficios económicos son los indígenas y campesinos", afirmó el obispo y anotó que el nuevo nombre de la paz es "desarrollo" porque hasta ahora los gobiernos sólo han impulsado programas paliativos. El presidente de la CEG aseguró que es partidario de una reforma agraria en este país centroamericano, que no necesariamente implica quitar tierras para darlas a los indígenas y campesinos, aclaró. La propuesta del sector indígena y campesino contempla la creación de un Ministerio de Desarrollo Rural Integral y Asuntos Agrarios, que sería el responsable de impulsar los proyectos que beneficie a ese sector y a la mediana economía rural, comentó. El gobierno del presidente Oscar Berger ha expresado su intención de formular una política de desarrollo integral rural y elaborar una iniciativa de ley marco en esa materia para presentarla al Congreso. Los indígenas, que representan más de 43 por ciento de los 13 millones de habitantes, son el sector más pobre de Guatemala que sigue reclamando tierras para garantizarse la alimentación. Un 57,25 por ciento de la población indígena vive bajo la línea de pobreza, según la Encuesta de Condiciones de Vida de 2006.

Descarga la aplicación

en google play en google play