Escúchenos en línea

Joaquín «El Chapo» Guzmán también construyó túneles en Honduras

La Entrada, Copán, Honduras. Agencias. | 20 de Julio de 2015 a las 13:16

El Espíritu, una remota, pequeña pero bien ubicada aldea del municipio de Florida, en Copán, en el occidente de Honduras, fue escondite del “Chapo” Guzmán desde 2006 hasta 2013, cuando su imperio estaba aún intacto.

Son terrenos que el narcotraficante -ahora prófugo- conoce bien y donde tenía su propio espacio, su residencia con todas las comodidades que incluían pasadizos secretos, televisión satelital y a su disposición helicópteros que lo movilizaban por todos los puntos fronterizos con Guatemala.

El occidente de Honduras fue unos de sus escondites favoritos y por eso muchos no descartan que vuelva o que ya esté aquí. Sin embargo, el panorama para él y sus aliados en Honduras es sombrío. Sus principales compinches, los Valle y los Cachiros, están presos y el cartel de El Paraíso ha sido diezmado con las incautaciones de propiedades en todo el corredor occidental. Todos los bienes en El Espíritu y que eran de los Valle están en poder del Estado, incautados y vigilados por militares.

La alianza entre el cartel de Sinaloa que lidera Guzmán Loera y sus socios en Honduras se remonta al año 2006 cuando trasciende información de la presencia del “Chapo” en extravagantes y multitudinarias fiestas ofrecidas por los Valle y demás colaboradores con los que trasegaba droga.

El Centro de Información Conjunta (Ceinco), que estuvo adscrito a la Secretaría de Seguridad, recolectó toda la información que lograron las fuentes de inteligencia, de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas y la misma Embajada de Estados Unidos en 2010, en la que se buscaba determinar si el “Chapo” Guzmán ingresó o no a territorio hondureño.

Fachada de una de las casas incautadas a los Valle en El Espíritu, Copán, donde según Inteligencia de la Policía estuvo el "Chapo".

En el informe que fue entregado a Óscar Álvarez, ministro de Seguridad en ese entonces, se detallaba que el “Chapo” se reunía en la aldea El Espíritu, del municipio de Florida, y en El Paraíso, Copán.

“Yo ordené que se investigara si el “Chapo” Guzmán ingresaba a Honduras. La información preliminar de inteligencia indicó que posiblemente estuvo en el país por períodos cortos, supuestamente tomando un descanso con gente de Copán. Esa fue información preliminar que se obtuvo de informantes que aseguraron haber visto a una persona con las características del “Chapo”, explicó Álvarez.

Información similar manejó el extinto general Julián Arístides González, exdirector de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) asesinado en 2009, quien obtuvo información clave de cómo operaba el “Chapo” en Honduras.

El informe establecía que los Valle fueron sus primeros contactos cuando en 1997 los hermanos comenzaron el trasiego de cocaína para el cartel de Sinaloa.

Luego los nexos se extendieron hacia grupos en El Paraíso, adonde desempeñó un papel importante el guatemalteco Mario Ponce, extraditado de Honduras a Estados Unidos. Pero fue hasta en 2002 que, según la DLCN, la red del cartel de Sinaloa se amplió y estableció nexos con el cartel de los Cachiros para operar en el Atlántico hondureño.


Descarga la aplicación

en google play en google play