Escúchenos en línea

Crimen no doblegará al pueblo salvadoreño, afirma Sánchez Cerén

San Salvador. Telesur. | 29 de Julio de 2015 a las 09:57

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, señaló este martes que grupos criminales y sectores de oposición se han aliado para sabotear el transporte público con el fin de generar caos en la nación.

“Quiero decirle a estos asesinos, a estos criminales, que no van a doblegar la voluntad del gobierno y del pueblo salvadoreño”, manifestó el jefe de Estado, en referencia al paro del transporte urbano que lleva tres días, situación atendida por el gobierno con el refuerzo de la seguridad y la disponibilidad de vehículos estatales para ayudar a movilizar a la población.

Pandilleros ligados a organizaciones criminales como la Mara Salvatrucha obligaron a transportistas a paralizar las unidades el lunes bajo amenazas, y asesinaron a unos seis conductores que no acataron sus órdenes. Según choferes y empresarios que tenían previsto levantar el paro el martes, la situación se da por dos causas: las presiones de las pandillas que controlan algunos territorios y las respuestas a las acciones violentas contra los transportistas perpetradas por estos grupos delincuenciales.

Sánchez Cerén pidió a los partidos de oposición, especialmente a dirigentes de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) a dejar de apoyar grupos desestabilizadores y desistir de la campaña en su contra para provocar un golpe de Estado.

El mandatario hizo este llamado al presidente del Consejo Ejecutivo Nacionalista (Coena) del partido, Jorge Velado, quien solicitó una reunión con el Gobierno para abordar temas de interés nacional.

“Hago un llamado a Jorge Velado para que deje las acciones desestabilizadoras (…) no pueden incentivar a la Fuerza Armada a sublevarse con la petición o demanda de bono (…) la Fuerza Armada no va a dar golpe de Estado, ya que es una institución formada en una doctrina de respeto al poder civil", manifestó Sánchez Cerén.

Plan de Contingencia El mandatario felicitó a los “miles de trabajadores que caminan para asistir a sus centro de trabajo, a sus oficinas públicas” para seguir dando el servicio a la población. “Hemos demostrado que este pueblo no se doblega ante el miedo y el terror”, expresó el estadista.

Sánchez Cerén activó un plan de contingencia que ha beneficiado a los salvadoreños con un servicio emergente ante el paro. El mandatario instruyó al ministro de Defensa, David Munguía Payés, que disponga al ejército a la espera de la indicación para desplegarlo en las calles.

Para efectuar esta medida buscará el apoyo de los partidos políticos para aprobar, en caso que sea necesario, la salida de efectivos militares.

El secretario de comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, informó la mañana del martes que dos cabecillas recluidos en los centros penales de San Francisco Gotera (Morazán) y Quezaltepeque (La Libertad) fueron trasladados al penal de máxima seguridad en Zacatecoluca por haber girado órdenes relacionadas al paro de transporte.

Uno de los trasladados, fue identificado como César Vladimir Montoya Clímaco, quien fue capturado en la colonia Valle del Sol, en Apopa, cita Prensa Gráfica.

El presidente salvadoreño recalcó a los desestabilizadores que su Administración no pactará con criminales: “En ningún momento nuestro gobierno está dispuesto a negociar con estos criminales.

Los vamos a perseguir, los vamos a capturar y los vamos a poner ante la justicia”. La derecha desestabilizadora Para la coordinadora del Foro Nacional para la Salud, que aglutina un centenar de organizaciones sociales, Margarita Posada, el supuesto clima de intranquilidad que denuncia la derecha política y económica pretende socavar a la población y hundirla en la desesperanza, a fin de debilitar el gobierno que fue elegido democráticamente.

“Es preocupante la voracidad de esta oligarquía corrupta que se enriqueció robando los bienes del Estado tenemos el caso del expresidente Francisco Flores, el caso de ANDA (Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados) y Carlos Perla así como el hospital de Maternidad, y no miden el daño que están haciendo a la población con tal de recuperar el Ejecutivo”, afirmó en conferencia de prensa.

Posada advirtió que los asesinatos “selectivos” en la población salvadoreña como policías, motoristas del transporte colectivo y la población usuaria de este servicio, a manos de pandilleros intentan abonar un ambiente de inestabilidad social para atribuir responsabilidades al Gobierno.

El pasado 17 de julio, la administración de Sánchez Cerén inició un plan de seguridad con el objetivo de recuperar algunos territorios que presentan altos índices de criminalidad. El programa denominado "El Salvador Seguro", combate la violencia a partir de 124 acciones prioritarias que se llevará a cabo en coordinación con varias instituciones de ese país.


Descarga la aplicación

en google play en google play