Escúchenos en línea

Noriega pierde primera batalla judicial sobre su extradición

MiPunto.com. Desde Miami, Florida. | 24 de Agosto de 2007 a las 00:00
La justicia federal estadounidense rechazó este viernes un pedido de la defensa del ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega que buscaba impedir la extradición del ex militar a Francia, donde fue condenado en ausencia a una pena de diez años de prisión por lavado de dinero. Noriega cumplirá el 9 de septiembre su pena de 17 años en Estados Unidos por narcotráfico. Sus abogados argumentaban que por haber sido capturado durante la ocupación de las fuerzas estadounidenses a Panamá es un prisionero de guerra y debía ser devuelto al país una vez cumplida la condena. El juez federal William Hoeveler, que había otorgado a Noriega condición de prisionero de guerra en el proceso que lo envió a prisión en Miami, dijo en su fallo que una eventual extradición no violaría aquella condición, y que en tal caso Francia debería considerarlo como tal. Sin embargo, aclaró que la protección humanitaria que prevé la Convención de Ginebra no constituye un obstáculo para la extradición de quienes están acusados en crímenes comunes. La petición de Noriega "debe ser denegada sin perjuicio que podrá ser presentada en relación al proceso de extradición", que tiene un trámite aparte. El pedido de extradición enviado por Francia está en manos de otro juez y Noriega deberá presentarse para una audiencia el 28 de agosto. El gobierno de Estados Unidos argumentó en el juicio que la Convención de Ginebra, a la que acudió la defensa del ex dictador panameño, no prohíbe su extradición. Los fiscales federales aseguran que si Noriega regresa a Panamá una vez cumpla su condena en Estados Unidos, nunca será enviado a Francia para cumplir la condena pendiente por lavado de dinero. El ex militar de 72 años -que gobernó Panamá con mano de hierro entre 1983 y 1989- fue condenado a 40 años de prisión por narcotráfico en Estados Unidos. Noriega vio reducida su pena en principio a 30 años, y luego a 17 años debido a su buena conducta. Pero al aproximarse la fecha de su liberación, Francia pidió su extradición para enviarlo a la cárcel por la condena pendiente desde 1999. En 1991 Panamá también había pedido su extradición. Sin embargo, el gobierno panameño no intentó este año bloquear la solicitud francesa, gesto que fue interpretado en Panamá como una muestra de que el gobierno de Martín Torrijos prefiere a Noriega lejos del país para evitar su influencia en la política interna. Noriega fue condenado en Panamá a 54 años de cárcel, acusado de asesinato, secuestro de opositores y enriquecimiento ilícito. El ex dictador fue capturado por fuerzas estadounidenses el 3 de enero de 1990, poco después de la invasión a Panamá ordenada por el entonces presidente George Bush, padre del actual presidente. El militar se entregó tras permanecer refugiado en la Nunciatura Apostólica en Panamá. "Luego de un acuerdo se lo reconoció como prisionero de guerra, y por eso fue llevado a Estados Unidos con su uniforme de general", insistían sus abogados para evitar que sea entregado a Francia. Noriega, jefe de los servicios secretos del ejército panameño entre 1971 y 1983, fue un importante colaborador de la CIA, pero perdió el favor de Washington cuando fue acusado de estar implicado en operaciones de narcotráfico.

Descarga la aplicación

en google play en google play