Escúchenos en línea

Dice Paanamá que quiere a Noriega de regreso

| 24 de Agosto de 2007 a las 00:00
Varias agencias. Desde ciudad Panamá. Panamá repitió el viernes su interés en que el detenido ex general panameño Manuel Antonio Noriega sea repatriado, ante la decisión de la justicia de Estados Unidos de desestimar un recurso de "habeas corpus" en su favor. Noriega, de 72 años, será puesto en libertad tras haber pasado 17 años tras las rejas por los cargos de narcotráfico y negocios mafiosos, después que fue secuestrado por los marinos norteamericanos y llevado como botín de guerra a Florida. La solicitud, presentada por la defensa de Noriega en EEUU, donde cumple prisión desde 1990, pretendía frenar la intención de extradición a Francia, país que lo reclama por lavado de dinero. El secretario de información del Estado panameño, Eric Rodríguez, informó en un comunicado que Panamá reitera su interés en que el ex militar vuelva al país para "cumplir con las penas correspondientes que le han sido impuestas por los tribunales panameños". Si Noriega llega a ser extraditado a Francia, Panamá "dirigirá hacia las autoridades de ese país" otra solicitud de extradición, indicó. El proceso en Estados Unidos, agrega la nota, "cumple otra etapa procesal dentro de los organismos jurisdiccionales norteamericanos, que son los que tienen en sus manos las decisiones judiciales en este caso". Rodríguez recordó que Panamá solicitó en 1991 la extradición de Manuel Antonio Noriega y, en enero de 2007 la reiteró, con fundamento en la condena en su contra por el asesinato de Hugo Spadafora, médico y político opositor panameño, cuyo cuerpo decapitado fue encontrado en Costa Rica en 1985. Ya que el Gobierno francés también ha solicitado la extradición del ex militar panameño, "le corresponde a las autoridades norteamericanas decidir sobre ambas peticiones", declaró el portavoz. La decisión hoy del magistrado William M. Hoeveler, emitida dos semanas antes de que Noriega sea puesto en libertad, el próximo 9 de septiembre, allana el camino para que el juez William C. Turnoff examine el próximo martes la solicitud de extradición presentada por Francia. El abogado de Noriega en Panamá, Julio Berrios, aseguró a Acan-Efe que no tiene la menor duda de que Turnoff rechazará el pedido francés. Según Berríos, la petición de Francia "no tiene ningún fundamento y ha prosperado por la incapacidad de nuestra cancillería en reiterar y defender la solicitud de extradición que firmé en marzo de 1991", en representación, entonces, del Gobierno panameño. Explicó que la sentencia en Francia por la que se le reclama ha prescrito, según su propia Ley penal, que indica que las penas prescriben a los cinco años y desde que en 1999 se dictó la cárcel de diez años contra Noriega ya se ha superado ese tiempo. Sobre el dictámen de Hoeveler, Berríos dijo que favorece la posición de los abogados defensores de Noriega, ya que "lo que ha dicho es que el recurso de "habeas corpus" es prematuro y que hay que espera a (la audiencia del) 28 para ver que decide Turnoff". "Si Turnoff dice que se va para Francia, entonces (Frank) Rubino –abogado de Noriega en EEUU– podrá interponer otro recurso de "habeas corpus", explicó Berríos. La decisión también recuerda que Noriega es un prisionero de guerra, "y el juez Turnoff tendrá que seguir esa línea el 28 cuando decida la solicitud de extradición del Gobierno francés", precisó. Francia ha pedido la extradición de Noriega, ex hombre fuerte de Panamá entre 1983 y 1989, tras hallarlo culpable, en ausencia, del lavado de dinero de unos 3,1 millones de dólares. De acuerdo con los documentos entregados en el tribunal de Miami, las operaciones financieras en las que presuntamente estuvo involucrado Noriega en Francia se habrían realizado entre diciembre de 1988 y diciembre de 1989. Parte del dinero, según Francia, se destinó a la compra de tres apartamentos de lujo en París y uno lo adquirió la esposa del ex dictador. En Panamá, Noriega afronta varios cargos por corrupción y ya fue condenado a 15 y 20 años de cárcel por los asesinatos de Hugo Spadafora y el mayor Moisés Giroldi, respectivamente. La justicia estadounidense lo declaró culpable en 1992 de permitir el envío a EE.UU. de los embarques de cocaína del desaparecido cartel de Medellín en la década de los ochenta y fue condenado a 40 años de prisión, de los que cumplirá 17, tras beneficiarse de una serie de reducciones. Para detenerlo y juzgarlo en EE.UU. el gobierno de Washigton autorizó la invasión de Panamá en diciembre de 1989.

Endara reclama a Noriega

Por su parte, el ex presidente Guillermo Endara (1989-94), bajo cuyo gobierno Noriega fue condenado, consideró el fallo como una "humillación" de la justicia estadounidense. "Personalmente me siento humillado por la justicia de Estados Unidos, porque bajo mi gobierno fue que solicitamos la extradición", dijo Endara a la AP al conocer la decisión del juez federal William Hoeveler, el cual rechazó los argumentos de los abogados de Noriega de que su estatus como prisionero de guerra estadounidense anulaba la solicitud francesa. Endara considera que hay un "gran acuerdo" entre Francia, Estados Unidos y Panamá para que Noriega no sea enviado al país centroamericano cuando termine de cumplir su condena en Florida, el 9 de septiembre. "Panamá no ha hecho nada sino propiciar que Noriega no venga, eso es una humillación y una vergüenza panameña", dijo el ex presidente. Endara gobernó Panamá tras el derrocamiento de Noriega entre 1989 y 1994 y fue durante su gobierno que se solicitó por primera vez (en 1991) la extradición del ex general, tras ser juzgado y condenado en ausencia en Panamá. El ex general recibió tres condenas por homicidio, una de ellas por la decapitación del médico guerrillero Hugo Spadafora. Al igual que Endara, sectores de la oposición y abogados han señalado que el gobierno de Martín Torrijos no esta interesado en lograr la repatriación de Noriega. Torrijos, del Partido Revolucionario Democrático (PRD) considerado en su momento el brazo político de régimen militar de Noriega, ha dicho que la decisión es de Estados Unidos y que su gobierno es respetuoso de esa decisión. El secretario general de la procuraduría Rigoberto González dijo, tras conocer el fallo, que Noriega tiene condenas firmes en Panamá y que en caso de ser repatriado debería ser llevado a prisión. González dijo que ello debe ser "valorado" por un juez, quien tendrá en sus manos la última palabra. Por su parte el ex vicepresidente Guillermo Ford opinó que debe respetarse la decisión de los tribunales de justicia de Estados Unidos. Pero si Noriega es repatriado debe "por fuerza enfrentar la justicia".

Descarga la aplicación

en google play en google play