Escúchenos en línea

Evaden justicia en el extranjero supuestos corruptos panameños

Ciudad Panamá. PL. | 23 de Agosto de 2015 a las 17:17

Despiertan suspicacias en la sociedad panameña que supuestos involucrados en casos de corrupción salen del país como forma sutil de evadir la justicia, según medios de prensa que informan este domingo de nuevos "emigrados" señalados en escándalo administrativo.

Uno de los que abandonó recientemente Panamá rumbo a Estados Unidos, fue el empresario Javier Pariente, considerado el artífice del oscuro negocio de la comida deshidratada desde su antiguo cargo de vicepresidente ejecutivo de Importadora Ricamar, propiedad del anterior mandatario Ricardo Martinelli (2009-2014).

También se marchó con igual destino el empresario venezolano Luis Aular Peralta, socio de Pariente en un contrato estatal destinado a construir la llamada Cadena de Frío, al parecer fraudulento según investigaciones del diario La Prensa.

La concesión del proyecto por valor de 75 millones de dólares la adjudicó Demetrio Papadimitriu, ministro de la Presidencia del pasado gobierno, también en el exterior, y la fuente señala un pago al abogado Amado Arjona por "honorarios profesionales" de 9,5 millones de dólares, cuya traza supone que son comisiones.

Del anterior monto, en la cuenta del abogado quedaron 1,5 millones, mientras el resto pasaron a dos empresas representadas por empleados suyos y a partir de allí, hasta el momento se desconoce la ruta que siguió el dinero.

Arjona, quien también viajó al extranjero, aparece involucrado igualmente en un contrato similar de 12 millones de dólares, en dos casos que se investigan de adquisición de comida deshidratada para distribuir a estudiantes de escuelas públicas, y que tenían dudosa calidad y altos precios.

Medio centenar de cartas de centros escolares de áreas remotas solicitaron el fin del programa de la comida deshidratada, porque causaba alergias, nauseas y vómitos a los menores, además del rechazo a su consumo.

Las constantes quejas provocó la suspensión del programa en noviembre del 2011, pero gracias a una celeridad inusual respecto a los tiempos internos en el Programa de Ayuda Nacional (PAN) y en la Contraloría General, se hicieron las erogaciones adelantadas del contrato suscrito.

Según el diario, de los 60 millones de dólares que pagó el gobierno de Martinelli por los alimentos, la brasileña Prativita Nutricionales Ltda., fabricante del producto, recibió solo 13,7 millones en su cuenta del Banco Do Brasil en Nueva York.

En estas operaciones actuó como vendedora Lerkshore International Limited, que la representa el empresario panameño Rubén de Ycaza, y se demostró que ingresó parte de sus ganancias al Towerbank, refirió la fuente, entidad que posteriormente rechazó por sospechosa otra operación similar.

La Contraloría General de la República ratificó en un informe de auditoría que la lesión patrimonial por este caso se calcula en unos 45 millones de dólares, la misma cifra que ingresó a la mencionada empresa por los pagos del gubernamental PAN, bajo la dirección de Giacomo Tamburelli, actualmente procesado.

Otros investigados o acusados en casos de corrupción que salieron del país son Martinelli, su secretario personal Adolfo de Obarrio (requerido por Interpol) y su cuñado Aaron Mizrachi; Ronny Ramiro Rodríguez y William Pitti, cercanos colaboradores del expresidente buscados por espionaje telefónico.


Descarga la aplicación

en google play en google play