Escúchenos en línea

Panamá inicia obras para ampliar el Canal

Varias agencias. Desde ciudad Panamá. | 3 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Panamá inicia obras para ampliar el Canal
La ampliación del Canal de Panamá arrancó el lunes con la detonación de explosivos que abrieron por segunda vez en casi un siglo las entrañas del istmo, ante la mirada de mandatarios de Centroamérica, Colombia y el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter. "Estamos siendo testigos de un hecho excepcional e irrepetible", dijo el presidente Martín Torrijos segundos antes de que fueran detonadas de manera simbólica toneladas de explosivos en el cerro Paraíso, en el sector del Pacífico de la vía, cerca de las esclusas de Pedro Miguel, que marca el comienzo de las obras de ampliación de esa vía interoceánica. Miles de globos blancos, azules y rojos cubrieron el cielo mientras una multitud de panameños aplaudía y vitoreaba. Miles de personas, convocadas por el gobierno panameño, participaron de una "gran concentración popular", y presenciaron la detonación de 15 mil kilos de explosivos, con lo que empezaron los trabajos de ampliación, que requerirá una inversión calculada en 5,250 millones de dólares. A la ceremonia de inauguración de los trabajos de ensanche del Canal de Panamá, que duplicará la capacidad de transporte de carga por la vía interoceánica, asistieron, los presidentes Daniel Ortega, Nicaragua; Elías Antonio Saca, El Salvador; Álvaro Uribe, de Colombia; y Manuel Zelaya, Honduras. También participaron en la cita el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, el ministro de la Presidencia de Costa Rica, Rodrigo Arias, en reemplazo del presidente Óscar Arias, y representantes del Congreso estadounidense. En la fecha también se conmemora el 30° aniversario de la firma de esos tratados que fueron rubricados por Carter y el fallecido general Omar Torrijos, padre de Marín Torrijos, el siete de septiembre de 1977 que devolvieron a los panameños esa vía acuática internacional el 31 de diciembre de 1999, tras 85 años de administración estadounidense. Carter recordó que hace tres décadas cuando se negociaban los tratado, "había muchos líderes en los Estados Unidos que decían que debíamos ignorar las preocupaciones de Panamá y que si aceptábamos su demanda sería un error serio, señal de debilidad, estaban preparados para usar la fuerza...". Ahora "Estados Unidos sigue como el país más poderoso del mundo, pero muchos han olvidado la critica lección de esa decisión histórica. La verdadera fuerza requiere respeto...", subrayó Carter. "La verdadera amistad la cual los Estados Unidos y Panamá disfrutan hoy puede crecer en este ambiente", señaló el ex mandatario. El ensanche de la vía acuática incluye el levantamiento de otro juego de esclusas, más grandes que las actuales, que duplicarán la capacidad de transporte de carga por la vía hasta alcanzar unos 600 millones de toneladas anuales. "Estoy orgulloso de los grandes planes de su expansión", dijo Carter en un discurso. "Después de 30 años, esta ceremonia nos permite reflexionar sobre la decisión" de la firma de los tratados que permitieron que Estados Unidos transfiriera el manejo del Canal a Panamá, añadió. Torrijos elogió a Carter por los tratados. "Su calidad moral como estadista fue decisiva para una negociación justa entre una gran potencia y un país pequeño pero con poderosas razones históricas para reclamar su integración territorial", dijo Torrijos en un discurso. Torrijos recordó a su padre, a los mártires y los líderes panameños que se agitaron durante las décadas de los años sesenta y setenta cuando Panamá reclamaba a Estados Unidos soberanía y el canal. "Él (Omar Torrijos) con luces largas visualizó que este día llegaría y que se abrirían nuevamente las entrañas de la tierra, esta vez sin el dolor de la usurpación. Por eso les pido que este día irrepetible le expresemos nuestra gratitud a Omar, el dirigente que nos unió para eliminar la quinta frontera", dijo en medio de aplausos el presidente Torrijos. Torrijos recordó cómo se sentían los panameños cuando pasábamos por las hoy áreas revertidas y afirmó que ese sentimiento ya ha quedado atrás. "El canal que durante casi un siglo dividió nuestra tierra nos une. Hoy es símbolo de orgullo y esperanza", apuntó. Y finalmente sentenció que el proyecto de ampliación no es de nadie en particular. "Los panameños somos los únicos socios accionistas y los únicos dueños. Este proyecto le pertenece al pueblo panameño. Solo a él le corresponde el mérito histórico y el beneficio de ahora y del futuro. La recuperación del canal nos unió y la ampliación nos volvió a unir". Para la realización de la ampliación del Canal, los panameños le dieron "luz verde" al gobierno de Torrijos en un referendo ordenado por la Constitución, el cual se llevó a cabo el 22 de octubre de 2006. Torrijos decretó festivo para los empleados públicos y colegios para asegurar la máxima asistencia a los actos, que identificó como el inicio del futuro de las próximas generaciones. El gobierno facilitó transporte gratuito desde varios puntos de la capital, donde la fiesta gubernamental arrancó la noche del domingo con un espectáculo de fuegos artificiales en varios sectores de la ciudad, además que este lunes fue declarado feriado nacional. "Es el proyecto más ambicioso que hemos emprendido los panameños", indicó el vicepresidente y canciller panameño, Samuel Lewis Navarro. Carter declaró a periodistas que la expansión sólo fue posible porque el Canal fue entregado a los panameños hace siete años, tras 85 años de ser administrado por Estados Unidos que lo construyó entre 1904 y 1914. "No hay ninguna duda que el Canal se ha operado mejor desde que fue devuelto a Panamá y es muy difícil pensar que su expansión hubiera sido posible si Panamá no fuera el dueño de esta vía. Le doy todo el crédito a los panameños, indicó Carter. El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Alberto Alemán Zubieta, señaló que la primera obra de la expansión consiste en la excavación, remoción y disposición de 7.4 millones de metros cúbicos de materiales. La operación implicará reducir el cerro Paraíso (ya partido con el primer canal hace 100 años) de 136 a 46 metros sobre el nivel del mar, a un costo de 41 millones de dólares, una obra ganada por la empresa Constructora Urbana (CUSA). Alemán Zubieta apuntó que esta inicial obra forma parte del primero de cinco contratos de excavación para abrir un canal de siete kilómetros de largo para conectar el Océano Pacífico con el llamado Corte Culebra, en el punto más estrecho de la vía. De esa manera, los barcos que transiten la nueva vía ingresarán o saldrán al Océano Pacífico tras su tránsito desde el Caribe, sin adentrarse en las esclusas de Pedro Miguel y Miraflores, donde no caben los gigantescos barcos Post Panamax. Los panameños decidieron el año pasado en un referendo invertir cinco mil 250 millones de dólares para construir un carril adicional a los dos existentes con el fin de garantizar la posición de mercado de la vía, en momentos de gran auge comercial. "Estamos abriendo la posibilidad real de vencer la pobreza", señaló Lewis Navarro en referencia a que pese el alto nivel de crecimiento económico, la pobreza afecta al 40 por ciento de los panameños, en uno de los países más desiguales de América Latina.

Descarga la aplicación

en google play en google play