Escúchenos en línea

Distintos sectores considera necesaria la depuración del Congreso en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 12 de Octubre de 2015 a las 12:46

La depuración del Congreso de la República, ante las reiteradas denuncias a varios diputados por malos manejos y corrupción, es considerada un imperativo por diferentes sectores en Guatemala.

Tanto analistas como activistas sociales y hasta empresarios, coinciden en la necesidad de sanear de una vez el órgano legislativo, mas las propuestas de cómo hacerlo difieren en un país a punto de definir quien asumirá su dirección para los próximos cuatro años luego de una crisis política de notable envergadura.

La proclividad a realizar componendas para dirimir, frente a cualquier propuesta de ley o coyuntura, las ineficacia en su labor, los gastos desmesurados y los antejuicios que pesan contra cierto grupo de diputados son motivos suficientes para quienes exigen repensar en el tema de la depuración.

Como si eso no bastase, con posterioridad a la primera ronda de las elecciones el Tribunal Supremo Electoral reconoció que 13 diputados no podrían asumir sus cargos a partir del 14 de enero de 2016 debido a señalamientos de corrupción por el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

De esa cantidad siete son congresistas del partido Libertad Democrática Renovada (Lider), cuyo secretario general, Roberto Villate, es partidario de garantizarles el derecho a presentarse ante la justicia y esclarecer su situación.

Sin embargo, para el sector empresarial es urgente limpiar la sala del legislativo debido a que sus miembros se mueven de forma dudosa, mientras seguidores de los temas políticos recuerdan que la depuración del Congreso es una demanda popular de larga data.

Canal Antigua, televisora de alcance nacional, contribuye a aportar elementos en medio del debate de estos días con una serie dedicada a repasar la trayectoria controversial de los diputados electos en tela de juicio.

Comentaristas de este y otros medios de prensa recuerdan que en marzo de 1994 renunciaron 71 diputados de forma voluntaria por la recurrencia de las críticas contra ellos y después cobró fuerza ese reclamo cuando trascendió que las bancadas de Líder y el Partido Patriota -presuntamente rivales- se habían asociado para ciertas acciones.


Descarga la aplicación

en google play en google play