Escúchenos en línea

Panamá reduce el hambre, dice informe FAO

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 17 de Octubre de 2015 a las 10:58

En 26 años Panamá redujo la población subalimentada de 24,4 por ciento a 9,5, logrando así la meta de disminuir actualmente a menos de la mitad el porcentaje de personas hambrientas.

Pese a estos datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el VII Censo Escolar de 2013 reveló una mayor prevalencia de desnutrición crónica en las comarcas indígenas de Kuna Yala (61 por ciento), NgÃñbe-Buglé (53) y Embera Wounaan (32).

De acuerdo con el informe de la FAO, la tendencia de crecimiento económico experimentada por el país desde 1990 hasta la fecha ayudó "sustancialmente" en la reducción de la pobreza y la extrema pobreza, indicador este último en el que hubo retrocesos en algunos años, debido al alza de los precios de los alimentos en el mercado mundial.

Panamá es importador neto de bienes totales y productos agroalimentarios, situación que inquieta en materia de seguridad alimentaria y nutricional, ya que tiene un impacto directo en los precios de los alimentos y el bienestar de la población.

El VII Censo Nacional Agropecuario de 2011 reveló entonces que el país contaba con 180 mil familias productoras con menos de cinco hectáreas cultivables cada una, situación que el actual Gobierno pretende revertir.

Según el ministro de Desarrollo Social, Alcibíades Vásquez, el plan 2015-2019 fomenta el uso sostenible de los recursos para garantizar el desarrollo y la seguridad alimentaria.

Para ello implementa varias estrategias, entre ellas mejorar la educación agropecuaria desde el bachillerato hasta las universidades e implementar más tecnología e innovación en los rubros agropecuarios.

Datos oficiales refieren que Panamá cuenta con 350 mil productores, el 80 por ciento de bajos recursos, pero sobre los que pende el 20 por ciento de la alimentación del país.

A pesar de los resultados positivos en la lucha contra el hambre, la FAO considera que el país todavía debe enfrentar algunos desafíos para consolidar los avances referentes a la seguridad alimentaria y nutricional, entre los que sobresale la desnutrición crónica.

En tal sentido, Vásquez aseguró recientemente que como parte de las políticas gubernamentales para contrarrestar este fenómeno, está la implementación a muchas más comunidades indígenas y rurales de escasos recursos del programa que garantiza la entrega de bonos para la compra de alimentos.


Descarga la aplicación

en google play en google play