Escúchenos en línea

Incertidumbre en Honduras por acusación de EEUU contra Grupo Continental

Tegucigalpa. EFE. | 18 de Octubre de 2015 a las 12:56

La acusación de Estados Unidos por lavado de dinero ligado al narcotráfico contra empresas del Grupo Continental de Honduras, su presidente, Jaime Rosenthal, y otros dos familiares suyos, ha creado incertidumbre entre los hondureños, principalmente los que tienen cuentas y depósitos en la banca local.

La incertidumbre y nerviosismo de muchos hondureños surgió tras la liquidación forzosa del Banco Continental, una de las empresas del poderoso grupo de los Rosenthal que inició operaciones en 1929.

Muchos hondureños se alarmaron por los múltiples mensajes, algunos anónimos, en redes sociales, indicando que después del Banco Continental viene la liquidación de otros importantes bancos del país, porque también se habrían dedicado al lavado de dinero.

Al menos dos de los bancos señalados en redes sociales reaccionaron explicando que todas sus actividades son lícitas y están respaldadas por firmas internacionales, además de señalar su solidez y garantía de las cuentas y depósitos de todos sus clientes.

Ambos bancos también advirtieron que se reservan el derecho de proceder legalmente contra quienes sigan con calumnias.

Otro empresario y banquero, Jorge Bueso Arias, enfatizó que el sistema financiero del país es sólido y que no hay temor en el sector por lo ocurrido con el Continental, que ha comenzado a devolver a sus clientes el dinero que tenían depositado, por un monto equivalente de hasta unos 9,400 dólares

Mayor es la preocupación de los empleados de varias empresas del Grupo Continental porque las cuentas en Banco Continental para el pago de su salario correspondiente a octubre han sido congeladas.

Entre los afectados figuran los empleados del diario "Tiempo", cuyos periodistas y demás personal han exigido esta semana a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), que ordenó la liquidación del Banco Continental, les resuelva su situación.

En riesgo están los 11,000 trabajadores permanentes de las diversas empresas del Grupo Continental y unos 25,000 empleados indirectos, según Yani Rosenthal, el segundo miembro de la familia acusado por Estados Unidos.

La incertidumbre sigue entre los trabajadores, pese a que Jaime Rosenthal y su hijo Yani han reiterado que honrarán todos sus compromisos y que demostrarán su inocencia de las acusaciones que les ha hecho Estados Unidos.

Las acciones de EE.UU. contra los Rosenthal y varias empresas del Grupo Continental comenzaron el pasado día 6, cuando en Miami fue detenido Yankel, sobrino de Jaime, acusado por los mismos delitos.

El juicio contra Yankel Rosenthal, quien podría ser condenado a 20 años de cárcel si fuese hallado culpable, fue remitido por un juez de Miami a Nueva York.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionó el día 7 al presidente del Grupo Continental, Jaime Rosenthal; su hijo, el exministro Yani Rosenthal, y su sobrino y también exministro, Yankel Rosenthal, así como a siete compañías, entre ellas el Banco Continental.


Descarga la aplicación

en google play en google play