Escúchenos en línea

Izquierda puede desaparecer en Guatemala

MiPunto.com. Desde ciudad Guatemala. | 5 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La división de la izquierda en Guatemala la amenaza con su desaparición como partido político a menos que logre conquistar el 5% de los votos en las elecciones del domingo, tal y como lo establece la reforma de la ley electoral. La Alianza Nueva Nación (ANN), que presenta como candidato presidencial al ex comandante Pablo Monsanto, nombre de guerra de Jorge Ismael Soto, uno de los cuatro comandantes que firmaron la paz en 1996 poniendo fin a 36 años de guerra, y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) con el dirigente social Miguel Angel Sandoval a la cabeza, se presentan a estas elecciones divididas. Para no perder el registro de partido político deben conseguir un mínimo de 5% de los votos en las elecciones del domingo u obtener al nenos uno o dos escaños en el nuevo Parlamento, según la nueva ley electoral. Esta izquierda tradicional, que no dudó en tratar de tomar el poder por las armas originando un conflicto bélico de 36 años, ha "sobrevivido malamente" desde la firma de los acuerdos de paz en diciembre de 1996 con uno o dos diputados, explicó a la AFP Pedro Trujillo, director de estudios políticos de la Universidad Francisco Marroquín. La URNG, el único partido que postula a una mujer a la vicepresidencia, la socióloga y ex guerrillera Walda Barrios, ha intentado atraer diversas expresiones de la izquierda, realizando un acuerdo político electoral con el Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ) y acercándose al movimiento cultural indígena WINAQ, de Rigoberta Menchú. Pero la premio Nobel de la Paz 1992 y primera mujer que se postula en la historia de Guatemala a la presidencia, eligió una opción más moderada, situada al centro-izquierda, Encuentro por Guatemala (EG), para probar suerte, aunque los últimos sondeos la relegan a la sexta posición de los presidenciables, con el 3,1% de los votos. Tras 36 años de guerra, donde los muertos se cuentan por miles, en un sistema dominado por dictaduras militares y con el 50% de la población indígena y la mujer excluida tradicionalmente de la política, ¿cómo es que una mujer tan representativa no despega en las intenciones de voto?, se pregunta Trujillo. "A lo mejor es que se ha magnificado a una izquierda subversiva que nunca fue tal ni nunca tuvo soporte social", responde, pese a que el 80% de los 13 millones de habitantes vive en la pobreza. No obstante, según las encuestas, la izquierda en Guatemala cuenta con un respaldo de la población de cerca del 10% y es considerada la tercera opción política del país, pero dicho porcentaje, dividida como está, le impedirá tener cualquier impacto político a corto y mediano plazo, según el Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (INCEP). Esto, sin contar con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) de corte socialdemócrata, cuyo candidato, Alvaro Colom, aparece empatado con el aspirante del Partido Patriota del general retirado Otto Pérez Molina en el primer lugar de los sondeos de intención de voto.

Descarga la aplicación

en google play en google play