Escúchenos en línea

Unos 500 empleados de fincas y cocodrilera Rosenthal están sin pago

San Pedro Sula, Honduras. La Prensa.hn | 31 de Octubre de 2015 a las 15:00

Al abandono en que están nueve mil cocodrilos que tienen más de 40 días sin comer en la Fundación Biológica Jaime Rosenthal, ubicada en Villanueva, Cortés, se suma el problema por la falta de salario e incertidumbre en que quedaron 500 empleados de la División Agrícola Continental de la familia Rosenthal.

Tras que Diario LA PRENSA diera a conocer el jueves anterior la precaria situación en que están miles de cocodrilos en la fundación, debido a la falta de fondos y pago a los trabajadores, ayer autoridades de la alcaldía de San Manuel, Cortés, y del Instituto de Conservación Forestal (ICF) llegaron a conocer a fondo los alcances del caso.

Los representantes municipales y del ICF fueron atendidos por Juan Ángel Dubón, encargado de la División Agrícola Continental, quien ofreció una entrevista exclusiva a Diario LA PRENSA y reveló a profundidad la crisis que atraviesan los animales y los trabajadores.

“Son 500 los empleados que están sin salario y sin saber qué pasará con sus trabajos. Esta gente es la que ha trabajado por años en 22 fincas en diferentes partes de Honduras y la cocodrilera; pero las cuentas fueron congeladas en Banco Continental y no hay cómo pagarles”, expresó Dubón.

Ni la cocodrilera ni 21 de las 22 fincas de los Rosenthal están intervenidas por el Estado de Honduras ni fueron señaladas el 7 de octubre pasado, cuando la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos señaló como lavadores de activos vinculados al narcotráfico a Jaime, Yani y Yankel Rosenthal. Y, además, la Ofac bloqueó a las principales empresas del conglomerado de Inversiones Continental.

“Aunque no estamos en problemas con la ley en las fincas ni en la cocodrilera, nos quedamos sin fondos por ese bloqueo, pues no podemos sacar dinero de las cuentas. Debido a eso no podemos dar comida a los animales ni pagar a los trabajadores”, declaró el jefe de la División Agrícola Continental.

Costos

Dubón indicó que si no se busca una solución definitiva al problema, en un máximo de 10 días la situación puede salirse totalmente de control, pues más animales morirán y todos los empleados se irán.

“Esto puede ser un desastre total. Ojalá que no pase y nos den respuesta. Solo la cocodrilera ocupa 550,000 lempiras mensuales para funcionar y las fincas tres millones de lempiras al mes”, dijo Dubón.

El jefe de la División Agrícola reveló que hay gente que se está aprovechando de la situación. “Solo ayer (jueves pasado) recibí el reporte de que nos robaron 500 cabezas de ganado en la zona de Cofradía. Por la falta de pago, muchos trabajadores abandonaron sus puestos y la gente está saqueando las fincas”, indicó el jefe de la División Agrícola Continental.

Preocupados

Las autoridades de la Municipalidad de San Manuel, Cortés, calificaron de emergencia el caso de la cocodrilera. Ofrecieron hacer gestiones para que se lleve alimento a los animales de la fundación; pero advirtieron que a lo mucho podrán costear los gastos de una semana.

Pablo Dubón, director regional de ICF, manifestó que velarán por el bienestar de los animales y las personas en la fundación.

“Este problema es integral y de esa forma debe resolverse”, declaró.

El funcionario aseguró que presentarán un informe al Ministerio Público, que también está pendiente del caso, y que solicitarán a las autoridades que si se va a intervenir la cocodrilera, se haga lo antes posible para evitar que la situación empeore. “Por ahora la empresa es privada y sigue bajo esa administración, pero haremos todo por ayudar”, afirmó.

Ministro del Trabajo verá situación laboral

El ministro del Trabajo, Carlos Madero, aseguró que velará porque se respeten los derechos de los trabajadores de la División Agrícola Continental, que incluye a empleados de 22 fincas y la cocodrilera de los Rosenthal.

“Enviaré un equipo de inspectores para que estudien y den un reporte de la situación en que están los trabajadores de estas fincas y la cocodrilera. La próxima semana visitaré el lugar para saber del problema de los trabajadores”, expresó el ministro en una entrevista exclusiva a Diario LA PRENSA.

Madero indicó que hasta ayer desconocían la situación, pero que se supervisará de cerca que ningún derecho laboral sea violentado. “Nosotros tenemos que evaluar el caso, ver cuál es la solución que procede, porque hay que recordar que estas empresas no están intervenidas por el Estado de Honduras, por lo que continúan bajo la responsabilidad de la administración privada”, declaró el ministro del Trabajo.

En la cocodrilera, que tiene 26 años de estar en funcionamiento, hay empleados que tienen más de 20 años de trabajar ahí.

La empresa, según reveló el propio Jaime Rosenthal en 2014, funcionaba con pérdidas, porque era un proyecto que tenía para que diera a ganancias, pero en el futuro.


Descarga la aplicación

en google play en google play