Escúchenos en línea

OEA detecta extrema violencia en medio de normalidad política en Guatemala

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 6 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La extrema violencia que sufre Guatemala afecta a su proceso electoral, pero no es fruto de la pugna para los comicios generales del próximo domingo, según el jefe de la misión de observación electoral de la OEA, Diego García-Sayán. "No es exacto que el marco electoral genere la violencia", aseguró en una entrevista con Efe García-Sayán, ex canciller y ex ministro de Justicia de Perú, además de Juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. "La inseguridad ciudadana en Guatemala está marcada por una violencia extrema de impacto global, y el proceso electoral no está exento de este fenómeno que lo precede largamente", consideró este alto funcionario de la Organización de Estados Americanos (OEA). "Un proceso electoral pone todos los dramas y contradicciones de una sociedad en la vitrina", y eso es lo que está sucediendo en Guatemala con la violencia, opinó García-Sayán. En este país, según él, "no existe una gran polarización política o ideológica" y "el Gobierno no se está metiendo en el proceso electoral más que para ayudar a que las elecciones se celebren en las mejores condiciones". La mejor prueba de esa supuesta normalidad política, dijo García-Sayán, es el pacto que, a instancia suya, aceptaron firmar el pasado lunes los líderes de los 21 partidos que participan en estas elecciones comprometiéndose públicamente a respetar los resultados oficiales de las elecciones. "En otro país, y aquí también, este pacto podría resultar algo redundante, pero realmente en Guatemala tiene un sentido ejemplar destinado a los ciudadanos y a las unidades locales de poder", explicó. El problema en Guatemala, para el jefe de los observadores de la OEA, es que "existen estructuras de poder local (municipal) vinculadas al crimen organizado" en medio de "una institucionalidad estatal muy débil". Desde que se hizo la convocatoria a las elecciones generales el pasado 2 de mayo, casi medio centenar de candidatos, la gran mayoría en el ámbito municipal, a diferentes cargos, activistas y familiares de políticos han sido asesinados. "Nuestra tesis es que hay que determinar si esos asesinatos han tenido motivación política y así se lo hemos hecho saber al Gobierno, que ha creado una unidad policial especializada para investigar cada uno de los casos y entregar un informe" a la OEA, explicó Gracía-Sayán "Ciertamente, existe un grado de impunidad que posiblemente ha afectado a la participación" en el proceso electoral, dijo no obstante, al referirse al temor que ha impedido a muchas personas presentar su candidatura a algún cargo. "También existen tentaciones de recurrir a métodos no muy santos a nivel municipal, en el que sí que hay condiciones para que se altere la normalidad y el resultado" el día de la votación, agregó. Los observadores de la OEA, sin embargo, consideran que los casos de violencia que se registren el día de las elecciones serán puntuales y no tendrán una incidencia que permita cuestionar la legitimidad del los resultados. Por otra parte, García-Sayán destacó que se han logrado grandes avances, muchos de ellos a instancias de la misión de la OEA que observó las anteriores elecciones en Guatemala en el 2003, bajo la jefatura de otro peruano, el ya fallecido ex presidente de su país Valentín Paniagua. "La descentralización del voto", que ha supuesto aumentar de 8.000 a casi 14,000 los centros de votación en todo el país "ha sido uno de los más importantes avances", que va a facilitar el sufragio a muchos ciudadanos, "pero al mismo tiempo eleva las exigencias logísticas" a las autoridades electorales, dijo el jefe de los observadores de la OEA. También destacó "una regulación efectuada en materia de propaganda electoral en los medios de comunicación" que "ha atenuado la enorme disparidad entre los candidatos con mucho dinero y los que tiene poco". La OEA ha desplegado para este proceso electoral en Guatemala a 170 observadores, todos extranjeros, con un presupuesto de algo más de 1,5 millones de dólares. Ese presupuesto ha sido fruto de las aportaciones de varios países, entre los que destacan Estados Unidos, Canadá, España y Noruega, como los que más han aportado, por ese orden, y Perú, como el único latinoamericano que ha prestado fondos, según la documentación oficial de la OEA. Unos 5,9 millones de guatemaltecos están convocados para elegir el próximo 9 de septiembre a su nuevo presidente y vicepresidente, 158 diputados al Parlamento, y 332 alcaldes municipales, para un período de cuatro años (2008-2012).

Descarga la aplicación

en google play en google play