Escúchenos en línea

Congreso FMLN en el avance del proyecto revolucionario

San Salvador. Por Odalys Troya Flores */PL | 11 de Noviembre de 2015 a las 16:41

El Primer Congreso del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) fue calificado de vanguardia, trascendental y esencial, no solo para El Salvador sino para los pueblos y movimientos de izquierda de Latinoamérica y el mundo.

En entrevista con Prensa Latina, la excanciller hondureña Patricia Rodas aseguró que fue un proceso de vanguardia política.

Además, "de construcción revolucionaria porque a pesar de las veleidades que el sistema dicta en estos tiempos, cuando parecen diluirse las convicciones ideológicas en el entorno de otras propuestas, el FMLN en su Primer Congreso, Schafik Hándal, manifiesta y ratifica la no claudicación", expresó.

Aseguró que este evento es fundamental en su etapa de reflexión y profundización ideológica, de organización para convertir la política en una herramienta de profundas transformaciones sociales.

"Y lo más importante: salimos de aquí convencidos de que la revolución existe a través de los tiempos, a veces en paz, a veces violento", subrayó la exministra, quien fue secuestrada y depuesta del cargo durante el Golpe de Estado en Honduras de 2009 que apartó al presidente constitucional Manuel Zelaya del poder.

De igual modo, el jefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y miembro de su Secretariado, José Ramón Balaguer, consideró que fue revolucionario y afincado en la realidad de El Salvador.

Lo que se ha logrado y los pronunciamientos que se hicieron tienen una enorme trascendencia por su carácter revolucionario, con un sentido de las necesidades y los problemas de la población y el interés y la decisión de actuar en la solución de esos problemas, subrayó.

El exsecretario de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y embajador de Venezuela en Cuba, Alí Rodríguez, aseguró que FMLN demostró en su Primer Congreso que es una fuerza muy bien organizada y con una moral muy alta

Asimismo, resaltó la sencillez de esta fuerza política que habla con el mismo lenguaje del pueblo.

Esos elementos le han permitido construir un partido revolucionario y estar hoy en el lugar que están -puntualizó al referirse a los dos períodos consecutivos en el Gobierno-, y que podrá superar cualquier dificultad en el proceso de transformación por la felicidad del pueblo salvadoreño.

EL FMLN celebró su Primer Congreso los días 6, 7 y 8 de noviembre en el contexto del 35 aniversario de su fundación. Previo a la cita, los tres documentos presentados por la Comisión Política fueron ampliamente discutidos por la militancia de este partido de izquierda.

La estructura económica y social del país, las líneas programáticas y las definiciones de la estrategia general del Frente para los próximos años y los lineamientos para su fortalecimiento institucional, fueron los documentos debatidos por más de 20 mil militantes en asambleas.

El secretario general del FMLN, Medardo González, clausuró la cita que reunió a más de mil 800 delegados con un llamado a avanzar en el proyecto revolucionario y derrotar a la derecha.

En el cónclave, los participantes aprobaron un acuerdo para exigir el fin del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Estados Unidos a Cuba, la devolución del territorio de Guantánamo, en el oriente cubano, ocupado ilegalmente por el país norteño.

Asimismo, el cese de las transmisiones ilegales de radio y televisión desde Estados Unidos, para subvertir el proceso revolucionario cubano.

También en el encuentro partidista acordaron apoyar a la Revolución Bolivariana, iniciada por el líder Hugo Chávez y que continúa y profundiza el presidente Nicolás Maduro en medio de una escalada de la derecha nacional e internacional.

La militancia del FMLN expresó sentirse satisfecha y con nuevos bríos para continuar la lucha por un país mejor sin neoliberalismo, y con igualdad.

Al cerrar el Primer Congreso, González convocó a toda la militancia del partido de izquierda a avanzar en el proyecto revolucionario y derrotar a la derecha para asegurarle al pueblo salvadoreño una vida digna y plena.

Con un encendido discurso, interrumpido por los aplausos de delegados e invitados, afirmó que este partido de izquierda en El Salvador está obligado a vencer y para su militancia no existe la opción de sentarse al borde del camino a descansar, al referirse a las grandes tareas para concretar los sueños de justicia que le dieron origen.

El FMLN ha venido "enfrentando a las fuerzas de la oligarquía, pero debemos de mantener y ampliar nuestra capacidad de respuesta movilizadora masiva en las calles para denunciar y desenmascarar los intentos de desestabilización de cualquier tipo", subrayó.

Recalcó que el partido debe ganar la confianza de pueblo, luchar por un cambio cultural profundo y combatir desde su propio seno el individualismo, la mentira, el sexismo, la corrupción, la humillación que les ha heredado la oligarquía y sus centros de pensamiento.

Recordó que el partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), durante sus 20 años de gobierno, le clavó sus colmillos al pueblo al robarle miles de millones de dólares que no llegaron a beneficiar a la gente pobre, sino a los bolsillos de los oligarcas del país.

Ahora ellos llaman a crear una comisión internacional contra la corrupción, "y están en esa ofensiva cuando en realidad son ellos, y los casos están ahí, y toda esa corrupción corresponde a militantes y funcionarios del partido Arena", recalcó al referirse al caso del expresidente Flores, el más emblemático.

Y en esta estrategia se combinan poderes económicos y mediáticos, y en esa ofensiva el gobierno y el FMLN debemos de responder vinculándonos más junto al pueblo y defendiendo de manera clara y contundente sus legítimas aspiraciones, expresó.

Llamó a los militantes que ocupan cargos en el gobierno -sobre los cuales dijo que están haciendo muy bien su trabajo- a dar la batalla sin cuartel contra la burocracia y la corrupción en el Estado que tanto daño hace.

En el cierre de este Primer Congreso enfatizó que el FMLN debe luchar porque lo campesinos tengan el reconocimiento que merecen, aumente el salario mínimo de la población y cambien las relaciones patrones-trabajadores.

Subrayó que el FMLN debe mantener sus nexos de solidaridad con las comunidades excluidas, las personas con discapacidades, con la comunidad LGTBI, mujeres, jóvenes y otros sectores que deben seguir encontrando en el partido un referente.

"El FMLN es la única fuerza capaz en El Salvador de defender los intereses genuinos de estas minorías", enfatizó desde el Centro Internacional de Ferias y Convenciones en esta capital donde se celebró el pleno del Congreso, calificado de histórico.

Insistió que toda la militancia del partido de izquierda debe librar una gran batalla de ideas de la cual todos deben ser protagonistas.

"La orden está dada Hay que dar la lucha. Los dirigentes, los cuadros y los militantes de este partido no debemos permitir las mentiras y falsas argumentaciones de la derecha", resaltó.

González aseguró que luego de los debates de las tesis en los cuales participaron más de 20 mil militantes, ha quedado demostrado que el FMLN "tiene una sola ideología, un solo plan político de acción y una sola estructura orgánica".

*Corresponsal de Prensa Latina en El Salvador.


Descarga la aplicación

en google play en google play