Escúchenos en línea

Honduras fortalece programas para seguridad alimentaria

Tegucigalpa. Agencias. | 11 de Noviembre de 2015 a las 17:06

El Banco Mundial (BM) donó este miércoles a Honduras 30 millones de dólares para un proyecto de apoyo a la seguridad alimentaria y nutricional, que beneficiará a unas 12.000 familias pobres del país centroamericano.

La donación fue establecida en un convenio firmado este miércoles por el ministro hondureño de Finanzas, Wilfredo Cerrato, y el director del BM para Centroamérica, Humberto López.

Los fondos se destinarán al “Proyecto de Seguridad Alimentaria en el Corredor Seco” que se ejecutará en 25 municipios de los departamentos de Francisco Morazán, Choluteca y El Paraíso, en el centro, sur y oriente del país, según un comunicado del BM.

Explicó que el proyecto atenderá a 12.000 familias pobres del denominado Corredor Seco, donde el 58 % de los niños menores de cinco años sufren desnutrición crónica, que este año se han visto afectadas por una prolongada sequía a causa del fenómeno natural de El Niño.

El programa contribuirá de “manera muy significativa al cumplimiento de los objetivos de la Alianza para el Corredor Seco, con la cual el Gobierno busca rescatar de la pobreza extrema a más de 50.000 familias hondureñas y reducir en un 20 % la desnutrición crónica en niños menores de cinco años”, dijo el ministro hondureño de Desarrollo Económico, Alden Rivera.

El BM indicó que 22,2 millones de dólares se destinarán a apoyar a pequeños agricultores para que mejoren su producción y sus ingresos y aumenten la disponibilidad de alimentos de calidad.

También apoyará “la introducción de cultivos de alto valor, la producción de cultivos de subsistencia, inversiones en mercadeo y la introducción de nuevas tecnologías de producción”, añadió el organismo internacional.

El programa también permitirá que los pequeños agricultores mejoren el acceso a nuevos mercados, obtengan certificados de comercio justo y puedan crear alianzas con compradores.

Otros 4,1 millones de dólares servirán para financiar un programa orientado a mejorar la educación de las familias en temas de nutrición e higiene, con el fin de que los beneficiados aumenten el consumo de alimentos nutritivos y mejore el estado nutricional de las mujeres embarazadas y los niños menores de cinco años.

El Banco Mundial también donó 3,7 millones de dólares que se destinarán al monitoreo, evaluación y gestión del proyecto.

El representante del BM en Tegucigalpa, Giorgio Valentini, dijo que el proyecto es de “vital importancia” porque está dirigido a combatir la pobreza en las zonas rurales y a impulsar la agricultura, el cual considera como uno de los sectores “claves” para la economía del país centroamericano.

Agregó que el programa complementa otros que ejecuta el Banco Mundial en Honduras para mejorar la productividad y competitividad de los pequeños productores y la producción de cacao.

El BM indicó que los recursos provienen del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (GAFSP, por sus siglas en inglés), un fondo fiduciario creado en 2010 para mejorar la seguridad alimentaria en los países más pobres del mundo.

El proyecto está valorado en 35,8 millones de dólares y los 5,8 millones restantes serán aportados por el Gobierno hondureño.  


Descarga la aplicación

en google play en google play