Escúchenos en línea

Califican de venganza política captura de exfuncionarios panameños

Ciudad Panamá. Por Osvaldo Rodríguez/PL. | 12 de Noviembre de 2015 a las 10:13

Un fuerte enfrentamiento a través de los medios ocurre actualmente en Panamá entre familiares de altos exfuncionarios gubernamentales detenidos bajo investigación y la Fiscalía, por lo que califican de venganza política y violación de derechos.

El grupo integrado por mujeres encabezadas por la esposa del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), Marta Linares, creó la organización SOS Panamá, que con vigilias intentan influir en la opinión pública para que liberen a quienes se encuentran bajo detención preventiva.

Maricel Cohen y Alexandra Mulino, esposa e hija del exministro de Seguridad (Minseg) José Raúl Mulino, respectivamente, y May de Garuz, cuñada del exviceministro del Minseg, Alejandro Garuz, refirieron a corresponsales extranjeros que temen por la salud de sus seres queridos.

Mulino está detenido actualmente por la supuesta comisión del delito de peculado en la ejecución del contrato para la compra de 19 radares y ordenar el pago de 68,3 millones de dólares al proveedor italiano, "sin que a este momento se cuente con un estudio de viabilidad del proyecto", según la Fiscalía Tercera Anticorrupción.

Los equipos no cumplen las funciones para las que fueron adquiridos, porque su cobertura no detecta embarcaciones como las usadas por el narcotráfico en las costas panameñas, según versiones del Servicio Nacional Aeronaval que operan los mismos.

Cohen dijo a los periodistas que ese contrato lo aprobó el Consejo de Gabinete, "del cual entonces formaba parte el actual presidente Juan Carlos Varela" y mi esposo tuvo que firmarlo.

Pero la declaración la víspera del exministro de la Presidencia Demetrio Papadimitriu, en condición de testigo, contradijo tal argumento al afirmar que correspondía al Minseg la fiscalización del acuerdo, porque el Gabinete solo autorizó a que se hiciera.

En una hora los ministros no se podían convertir en expertos en temas como el de los radares, por eso se le dio el voto de confianza al titular del ramo (Mulino) para que hiciera su trabajo, declaró Papadimitriu, según el periódico La Estrella.

Garuz, que forma parte de la misma causa, entre otras, dijo en su indagatoria que recibió instrucciones del entonces Ministro para la ejecución y seguimiento del contrato, mientras que su exjefe en su declaración lo responsabilizó totalmente con el tema, según publicó el diario La Prensa.

Tales contradicciones fueron negadas por sus familiares, que dicen conocer el contenido de lo expuesto por cada uno de ellos, aunque Cohen corroboró por escrito la veracidad de que Mulino dio las instrucciones a Garuz.

Por su parte, May de Garuz refirió de torturas físicas y psicológicas contra su familiar, entre ellas bañarlo con agua fría de madrugada, y mostró certificados médicos de padecimientos, entre ellos un infarto cardíaco.

Pero aseguró que por primera vez refiere estos problemas que la familia ni el encartado denunciaron penalmente ante la justicia, como corresponde, aunque son sucesos ocurridos hace casi un año.

Durante el diálogo, a pesar de preguntas directas, las mujeres eludieron referir algún tipo de responsabilidad del entonces presidente Martinelli, pero insistieron en la complicidad de Varela y varios ministros del Partido Panameñista, quienes integraban aquel Gabinete donde se aprobó el contrato de los radares.


Descarga la aplicación

en google play en google play