Escúchenos en línea

Justicia panameña cita a Martinelli

Ciudad de Panamá. PL. | 14 de Noviembre de 2015 a las 10:41

En una inesperada decisión, el magistrado juez de garantías Jerónimo Mejía citó al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) a la audiencia en su contra el venidero 11 de diciembre, donde debe presentarse personalmente, se conoció hoy.

Los abogados de Martinelli dijeron anoche estar sorprendidos con la noticia y anunciaron que se referirían al respecto este sábado, porque no se puede obviar la formulación de cargos previa a la citación pues supondría la violación al derecho de defensa, publicó hoy el diario La Estrella.

Sobre el asunto hay un debate técnico, pues mientras los abogados reclaman ese paso, el magistrado fiscal Harry Díaz argumentó públicamente que no es necesario y la ley permite hacer la acusación directamente.

Mejía adoptó la decisión exigir la presencia del encartado, que hasta ahora se hace representar por sus defensores, tras las presiones de los demandantes, que temían la dilatación del proceso y será la primera vez que el exmandatario, autoexiliado en Miami desde principios de año, encare un estrado judicial panameño, escribió el periódico.

Antes de la audiencia, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidirá si admite o no dos peticiones de la defensa de la diputada Zulay Rodríguez, el catedrático Miguel Antonio Bernal y la sindicalista Yadira Pino, como víctimas en el caso, para que se ordene el arresto del expresidente.

Carlos Herrera Morán, abogado del escritor Mauro Zúñiga, también querellante en la causa, dijo que se debe ordenar la conducción de Martinelli para que esté presente en el proceso, y alegó que así lo establece el sistema penal acusatorio, que se aplica en este caso.

Mejía convocó el acto casi dos meses después de que Díaz le enviara un escrito de acusación en el que pide procesar judicialmente al expresidente.

 Además, Díaz emitió una "alerta azul" a la Interpol para localizar a Martinelli, quien viajó al extranjero desde el pasado 28 de enero, y según sus abogados y allegados se encuentra actualmente en la ciudad estadounidense de Miami, pero hasta el momento la institución policial internacional no respondió a la solicitud, según fuentes de la CSJ.

Los cargos de inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, y el delito contra la administración pública fueron imputados en el auto acusatorio del magistrado-fiscal, en el cual solicita 21 años de prisión para el encausado.

En el escrito por las escuchas, que niega Martinelli, Díaz señala que "por órdenes impartidas por el entonces Presidente de la República y Presidente del Consejo de Seguridad Nacional" (CSN) se hicieron interceptaciones ilícitas de las comunicaciones a ciudadanos panameños desde el edificio de la CSN.

Hay "suficientes elementos de convicción que acreditan el hecho punible" y la vinculación del exgobernante con los delitos señalados, afirmó el letrado en el auto de 30 páginas, donde se llaman como testigos a varias decenas de personas, entre ellos uno protegido identificado con el número 8430145.

El exdirigente sindical Mauro Zúñiga dice guardar sus reservas sobre cuan lejos está dispuesta a llegar la CSJ, "dado los vínculos que hay entre Ricardo Martinelli y los magistrados", y agregó: "Hasta no ver, no creer", según La Estrella.

Por su parte, el exsecretario del Partido Revolucionario Democrático Mitchell Doens, otra de las víctimas de espionaje, duda que el exgobernante retorne al país y aseguró que la medida es solo un paso dilatorio, señaló la fuente.

Esperamos que se cumpla con el debido proceso y se respeten las garantías, porque existen los elementos para enjuiciarlo, agregó Doens.

En una inesperada decisión, el magistrado juez de garantías Jerónimo Mejía citó al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) a la audiencia en su contra el venidero 11 de diciembre, donde debe presentarse personalmente, se conoció hoy.

Los abogados de Martinelli dijeron anoche estar sorprendidos con la noticia y anunciaron que se referirían al respecto este sábado, porque no se puede obviar la formulación de cargos previa a la citación pues supondría la violación al derecho de defensa, publicó hoy el diario La Estrella.

Sobre el asunto hay un debate técnico, pues mientras los abogados reclaman ese paso, el magistrado fiscal Harry Díaz argumentó públicamente que no es necesario y la ley permite hacer la acusación directamente.

Mejía adoptó la decisión exigir la presencia del encartado, que hasta ahora se hace representar por sus defensores, tras las presiones de los demandantes, que temían la dilatación del proceso y será la primera vez que el exmandatario, autoexiliado en Miami desde principios de año, encare un estrado judicial panameño, escribió el periódico.

Antes de la audiencia, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidirá si admite o no dos peticiones de la defensa de la diputada Zulay Rodríguez, el catedrático Miguel Antonio Bernal y la sindicalista Yadira Pino, como víctimas en el caso, para que se ordene el arresto del expresidente.

Carlos Herrera Morán, abogado del escritor Mauro Zúñiga, también querellante en la causa, dijo que se debe ordenar la conducción de Martinelli para que esté presente en el proceso, y alegó que así lo establece el sistema penal acusatorio, que se aplica en este caso.

Mejía convocó el acto casi dos meses después de que Díaz le enviara un escrito de acusación en el que pide procesar judicialmente al expresidente.

 Además, Díaz emitió una "alerta azul" a la Interpol para localizar a Martinelli, quien viajó al extranjero desde el pasado 28 de enero, y según sus abogados y allegados se encuentra actualmente en la ciudad estadounidense de Miami, pero hasta el momento la institución policial internacional no respondió a la solicitud, según fuentes de la CSJ.

Los cargos de inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, y el delito contra la administración pública fueron imputados en el auto acusatorio del magistrado-fiscal, en el cual solicita 21 años de prisión para el encausado.

En el escrito por las escuchas, que niega Martinelli, Díaz señala que "por órdenes impartidas por el entonces Presidente de la República y Presidente del Consejo de Seguridad Nacional" (CSN) se hicieron interceptaciones ilícitas de las comunicaciones a ciudadanos panameños desde el edificio de la CSN.

Hay "suficientes elementos de convicción que acreditan el hecho punible" y la vinculación del exgobernante con los delitos señalados, afirmó el letrado en el auto de 30 páginas, donde se llaman como testigos a varias decenas de personas, entre ellos uno protegido identificado con el número 8430145.

El exdirigente sindical Mauro Zúñiga dice guardar sus reservas sobre cuan lejos está dispuesta a llegar la CSJ, "dado los vínculos que hay entre Ricardo Martinelli y los magistrados", y agregó: "Hasta no ver, no creer", según La Estrella.

Por su parte, el exsecretario del Partido Revolucionario Democrático Mitchell Doens, otra de las víctimas de espionaje, duda que el exgobernante retorne al país y aseguró que la medida es solo un paso dilatorio, señaló la fuente.

Esperamos que se cumpla con el debido proceso y se respeten las garantías, porque existen los elementos para enjuiciarlo, agregó Doens.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play