Escúchenos en línea

Apertura de ampliación del Canal de Panamá no tiene fecha definida

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 18 de Noviembre de 2015 a las 15:43

La semana próxima inversionistas y constructores definirán si las filtraciones de algunas cámaras de la ampliación del Canal de Panamá, comprometerían su apertura comercial en abril de 2016, se conoció este miércoles.

El avance general de la obra es del 95 por ciento, pero fisuras detectadas en el piso de hormigón armado de las nuevas esclusas, en agosto último, permiten el escape de agua, cuyo dictamen técnico final aún no fue entregado por el contratista Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que ejecutará las reparaciones.

Tenemos reuniones semanales con GUPC, en las cuales nos explicaron el método a emplear, que hasta ahora es prudente para la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), afirmó a periodistas la vicepresidenta ejecutiva de Ingeniería y Administración de Programas de la ACP, Ilya Espino.

El contratista quiere terminar todas estas operaciones en diciembre próximo, pero debe esperar por los análisis necesarios porque cada uno de los niveles es diferente, dijo la ingeniera.

En su opinión, la falla obedece a un error de diseño porque hizo falta acero de refuerzo en esa área específica.

"En vista de lo encontrado, se decidió reforzar seis de los ocho quicios que tiene el proyecto, trabajos que consisten en perforaciones para insertar barras de acero", señaló.

Por su parte, el representante de GUPC, José Peláez, señaló que es muy prematuro indicar si los trabajos adicionales afectarán o no la entrega de la obra.

Disputas entre las partes por el monto a pagar elevaron a tres mil 400 millones de dólares el reclamo del consorcio constructor por el diseño y ejecución de las esclusas, cuyo valor total de contrato fue de tres mil 118 dólares.

La originalidad tecnológica del Canal de Panamá lo llevó a figurar entre las siete maravillas de la ingeniería civil mundial, un reconocimiento al resultado de quienes desde hace más de 100 años hacen subir y bajar los buques hasta o desde el lago Gatún, que se encuentra a 27 metros por encima del nivel del mar.

En pleno siglo XXI, cuando el conocimiento alcanza niveles antaño insospechados, las esclusas por donde cruzarán barcos de la era Post Panamax (tres veces mayor) utilizarán en los albores del 2016 el mismo principio de funcionamiento creado en 1914, con algunas variantes y racionalidades de las técnicas modernas.

La esencia de los agregados está en las compuertas corredizas, las tinas de reciclaje de agua y el cruce de los buques con el auxilio de remolcadores, sin el uso de locomotoras que tiren desde tierra.

Con las primeras, además de un mecanismo más ágil de apertura y cierre, están facilidades de mantenimiento, en una suerte de dique seco dentro del nicho donde se "guardan" para dar paso a las embarcaciones, un mecanismo probado en otras partes del mundo.

El uso racional del agua, elemento esencial de las operaciones de la vía, encuentra en las tinas de reciclaje la posibilidad de ahorrar hasta el 60 por ciento del líquido que finalmente se va al mar, con un complicado juego de válvulas que actúan por gravedad, bajo el principio de los vasos comunicantes.


Descarga la aplicación

en google play en google play