Escúchenos en línea

Arrecia en Guatemala controversia en torno al Presupuesto 2016

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 19 de Noviembre de 2015 a las 18:40

La controversia arrecia en Guatemala por la falta de consenso respecto al proyecto de Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Nación 2016, cuando quedan dos semanas para que concluya el plazo establecido para su aprobación.

Para algunos diputados resulta preocupante que a estas alturas existan varios dictámenes paralelos acerca de la propuesta analizada por la Comisión de Finanzas del Congreso y la falta de definiciones acerca de los techos presupuestarios para cada uno de los sectores.

La polémica ganó fuerza al conocerse que los miembros de la comisión encargada de dirimir decidió presentar un borrador de dictamen, basado en el plan del Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN-Nación), mientras se habla de otros que incluyen a organizaciones civiles y contratos con finalidades desconocidas.

Frente a esa situación los congresistas del partido Encuentro por Guatemala pidieron el miércoles a la Comisión de Finanzas que hiciera público su dictamen, pero esto no ocurrió.

La jefa de esa bancada legislativa, Nineth Montenegro, denunció el retraso en la aprobación del presupuesto y externó preocupación por los más de dos dictámenes que se estudian fuera de la Comisión de Finanzas.

Advirtió que su bloque no votará por un plan de gastos que no conoce y pidió a la Junta Directiva del Congreso que ponga un plazo a la Comisión para que entregue el dictamen final.

Encuentro por Guatemala propone que el techo presupuestario para 2016 no exceda los 70 mil millones de quetzales, es decir, poco menos de 10 mil millones de dólares, y se mantengan los candados y medidas de transparencia.

Otro punto de controversia gira alrededor de la insistencia de las autoridades electas del FCN-Nación en pedir un presupuesto para 2016 sin esos candados, lo cual es rechazado por congresistas por cuanto posibilitaría al gobierno realizar transferencias arbitrarias de dinero entre diferentes instituciones.

Fuera de los espacios legislativos funcionarios de distintos ministerios coinciden también en que los fondos asignados a sus carpetas están por debajo de lo requerido para su gestión.

La asignación presupuestaria que pretende asignar el Congreso al Ministerio de Educación, por ejemplo, tiene un déficit de tres mil millones de quetzales, es decir, más de 39 millones de dólares con respecto a las necesidades básicas del sector, según autoridades de esa institución.

De no ser aprobado el presupuesto nuevo antes del 30 de noviembre a la medianoche, quedará vigente el actual, cuya ejecución demostró hasta el momento su insuficiencia para resolver problemas acuciantes en distintas esferas.


Descarga la aplicación

en google play en google play