Escúchenos en línea

Iglesia panameña llama a moderar el consumismo

Ciudad Panamá. PL. | 22 de Noviembre de 2015 a las 12:10

A menos de una semana del esperado "Black Friday" panameño, donde los centros comerciales pronostican al menos 100 mil compradores en un día, el arzobispo metropolitano José Domingo Ulloa apeló a la moderación.

Y es que el llamado al consumismo, a partir de una iniciativa traspolada desde los Estados Unidos, intenta hipnotizar a locales y visitantes con supuestas oportunidades únicas de adquirir productos, que tal vez no sean de necesidad doméstica o personal en estos momentos.

La publicidad en las vitrinas de las tiendas y en los medios de comunicación habla de descuentos de hasta un 80 por ciento, en una economía cuyo crecimiento depende en buena medida del comercio.

La posible llegada de unos 50 mil turistas, principalmente de Centro y Suramérica, evidencian las alianzas establecidas entre comerciantes y tour operadores para promocionar este evento, que en algunos casos intenta liquidar la mercancía que no se vendió durante el año, y en otros, estrenar productos.

Pese a las facilidades de horarios extendidos y precios de "ensueño", un sondeo no científico realizado por el diario La Prensa arrojó que el 73 por ciento de las dos mil 830 personas encuestadas, se mantienen reacias a comprar este "viernes negro de baratillo".

En sus respuestas reflejaron las incomodidades que provocan los tranques vehiculares y las decepciones cuando llegan al almacén y descubren que los descuentos no son los que realmente promueve la propaganda.

Esta negatividad, expresó Raúl Eduardo Molina, presidente de la Asociación de Consumidores Libres, obedece en parte a la desaceleración económica que vive actualmente Panamá, aunado a los altos niveles de endeudamiento que tiene el ciudadano.

Añadió que la "reacción positiva" a ser más mesurados, responde al grado de responsabilidad que está asumiendo el consumidor nacional, los cuales deben aprovechar los descuentos siempre que haya necesidad de comprar un producto.

En contraposición, el presidente de la Cámara de Comercio de Paso Canoa, Karim Gozaine, dijo que ya se reunió con las autoridades de ese sector fronterizo con Costa Rica para precisar detalles sobre las medidas de seguridad y vigilancia ante la presencia de unas 30 mil personas ese día.

El Black Friday, que este año arriba a su cuarta versión en Panamá, es una iniciativa que surgió en Estados Unidos y que busca cambiar la tendencia de las ganancias de algunos comercios, poniendo en ganga la mayor cantidad de mercancía, además de darle paso a los nuevos inventarios.


Descarga la aplicación

en google play en google play