Escúchenos en línea

Menchú dice que miedo a indígenas afectó su candidatura

LaVoz.com. Desde ciudad Guatemala. | 8 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La premio Nobel de la paz 1992 y candidata presidencial en las elecciones del domingo dijo en una entrevista exclusiva con la AP que el miedo de las elites guatemaltecas a los indígenas afectó el resultado electoral de su candidatura. Con un 42% de la población "los indígenas somos mayoría y por lo tanto nos tienen miedo de que si llego es peligroso... usan un miedo falso como el miedo a Evo Morales, que va a venir Evo Morales y que va a levantar los campesinos", dijo la candidata presidencial el sábado en su casa ubicada en un sector del oeste de esta capital. Con 3,7% de la intención de voto, Menchú está en el sexto lugar de acuerdo con la encuesta publicada por el grupo de medios más grande del país. La premio Nobel cuestionó la validez de los sondeos y aseguró que sirven para interferir en las elecciones. La candidata del partido de centro izquierda Encuentro por Guatemala dijo que esos miedos hicieron que se le preguntara con insistencia sobre su relación con polémicos líderes indígenas y socialistas latinoamericanos como el presidente venezolano Hugo Chávez y su colega Morales en Bolivia. "¿Por qué no le preguntaron a los demás (candidatos) de la expropiación, de si estaban en contra de la minería, de si iban a reunirse con Evo Morales?", se preguntó. Menchú asegura que quedar sexta en la competencia electoral no es una derrota. En cambio, destaca la creación del primer partido indígena en Guatemala, conocido como Winaq. También sostiene que su participación hizo que los demás partidos se vieran forzados a incluir indígenas en los listados de elección popular y demostró que es posible hacer una campaña electoral sin el acceso a millonarios financiamientos del sector privado u otros grupos de interés. Dieciséis años después de haber recibido el premio Nobel de la paz por su labor en defensa de los pueblos indígenas del mundo, Menchú dice que "sentí que era el momento de volver a esos lugares donde había miedo a que llegara por la represión (en su contra)". "Yo soy una premio Nobel, sí, pero a quien le iba a importar eso al momento de dispararme", dijo al referirse a las razones por las que no acudió con más frecuencia a las regiones indígenas del país en los años posteriores a que fue galardonada. La guerra civil en Guatemala dejó 200.000 muertos, la mayoría de ellos indígenas pobres entre 1960 y 1996. Ahora, dijo, tras ser candidata presidencial, "puedo ir a cualquier mercado, a cualquier pueblo, a donde quiera... porque de qué sirve un liderazgo si está guardado en un cofre".

Descarga la aplicación

en google play en google play