Escúchenos en línea

Deslaves e insuficiente ayuda alimentan caos en Honduras

Agencia PL. Desde Tegucigalpa. | 9 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El incesante desbordamiento de ríos y la pobre ayuda para controlar las inundaciones alimentan hoy el caos en Honduras, recientemente afectada por el huracán Félix. Las aguas de los ríos Ulúa y Chamelecón burlaron sus diques de contención e invadieron tierra firme, llevándose consigo centenares de viviendas, cuyos moradores huyeron tras salvar algunas pertenencias. Pese a un tenue descenso en el cauce, ciertos poblados solo pueden ser transitados en barcazas, aunque sus habitantes se preocupan sobre todo por los daños y pérdidas en sus cultivos. Tales pérdidas generan incertidumbre entre la población, que avizora una eventual hambruna, pues sus necesidades aumentaron drásticamente y la ayuda oficial resulta insuficiente. Según datos oficiales, unos 20 mil hondureños fueron directamente afectados por las riadas, y permanecen albergados en escuelas de los municipios de Pimienta, Potrerillos, Urraco y El Progreso. Sin embargo, varios de dichos albergues carecen de agua potable, pues el Félix dañó las bombas de suministro, problema aún sin resolver debido a la falta de electricidad. El Comité Permanente de Contingencias informó que las lluvias de los últimos días dejaron cinco muertos, 12 mil damnificados y 150 viviendas dañadas, pero no emitió datos sobre los cultivos. La rotura de los bordes de contención del canal de alivio del Ulúa preocupan a productores y pobladores de la zona, que temen nuevos aluviones en la aún vigente temporada de lluvias. Paralelo a esta crisis existe un conflicto entre el gobierno, que acusa a los medios de comunicación de sembrar una alarma excesiva, y ciertas autoridades que pretenden politizar su ayuda. El presidente hondureño, Manuel Zelaya, sobrevoló nuevamente las zonas afectadas, constató los daños a los cultivos, infraestructura y viviendas, y prometió incrementar la ayuda a los damnificados.

Descarga la aplicación

en google play en google play