Escúchenos en línea

Exdirigente panameño rechaza acusaciones de corrupción en caso FIFA

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 4 de Diciembre de 2015 a las 09:44

El expresidente de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), Ariel Alvarado, rechazó este viernes los cargos que lo vinculan al escándalo de corrupción en la FIFA, que salpica a ejecutivos centroamericanos.

"Tan sorprendido como lo estoy, debo con sentido de responsabilidad personal y de dirigente deportivo, así como de padre de familia, manifestar que estoy convencido de que los cargos que se me hacen serán cada uno de ellos aclarados por el buen nombre del deporte y el de mi familia", dijo en un comunicado.

Mientras, Pedro Chaluja, presidente de la Fepafut, dijo que la institución tomó distancia del asunto, porque no fue contactada oficialmente hasta el momento, y entiende que es una acusación personal, por lo que esa entidad no está bajo investigación alguna.

En la administración de Alvarado no había contabilidad y por tanto, no conocemos ningún detalle de los manejos económicos, que se llevaban de forma centralizada por el expresidente y su equipo, aseveró Chaluja.

No obstante, expresó que la Fepafut está dispuesta a colaborar en lo que sea necesario, si se le solicita.

Alvarado ejerció como presidente entre el 2000 y 2011, y también integró el comité ejecutivo de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf).

La acusación del fiscal general del Distrito Este de Nueva York, Robert Capers, vincula al exfuncionario deportivo panameño con transacciones sospechosas que suman unos 230 mil dólares.

Dos de los presuntos sobornos se relacionan con los derechos de transmisión de los partidos eliminatorios de la selección de Panamá para las copas Mundiales de 2010 (Sudáfrica) y 2014 (Brasil).

Según el documento, alrededor de junio 2009 la empresa Traffic USA (de mercadeo deportivo) contactó a Alvarado para la comercialización de los juegos clasificatorios de Brasil 2014.

Durante el curso de las negociaciones, la entidad pagaría una comisión de 70 mil dólares al imputado para obtener los derechos de Fepafut en los partidos de clasificación de la Copa del Mundo de 2014, precisó el escrito.

El desembolso se hizo a través de una transferencia del Citibank en Miami a una cuenta en Panamá, a nombre de una firma de abogados supuestamente designada por Alvarado.

"Para ocultar aún más la naturaleza del pago, los acusados crearon un contrato falso entre Traffic USA y la firma de abogados, así como facturas falsas", señala la acusación.

De la misma forma, consignó que presuntamente también recibió una retribución de 60 mil dólares por los derechos propiedad de la Fepafut para la eliminatoria del Mundial 2010.

Este último se hizo a través de dos transferencias de la cuenta de Traffic USA en el Citibank de Miami, a la misma firma de abogados designada anteriormente, asegura el laudo.

El documento también lo vinculó con una transacción para ceder los derechos de transmisión de la Copa Oro a la empresa Full Play, cuando formó parte del comité ejecutivo de la Concacaf.


Descarga la aplicación

en google play en google play