Escúchenos en línea

USD 7 millones gastaron en primera labor de la ampliación del Canal

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 10 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La Autoridad del Canal de Panamá concluyó el lunes el proceso de limpieza en seco de una de las cámaras de la esclusa de Pedro Miguel, en el Pacífico, como parte del mantenimiento de rutina de la vía al que se destinan unos 200 millones de dólares al año. Sólo en la fase de hoy, en la que se invirtieron seis días de trabajo, para revisar dos pares de compuertas, se emplearon 7 millones de ese presupuesto. Durante el trabajo de mantenimiento, las compuertas, las originales desde su construcción, en 1914, se separan de los goznes y se transportan para su revisión a los astilleros, en el Atlántico, flotando por las aguas del Canal. Las cámaras de las esclusas, las escaleras de agua por las que los barcos suben y bajan para llegar de un océano a otro, permanentemente inundadas, se vacían por completo y se remozan para garantizar su totalidad de calado. Se calcula que sus paredes alcanzan una altura aproximada a la de un edificio de diez pisos. Cada una de las puertas de las compuertas de los dos juegos de esclusas del Canal se revisan por rutina cada 20 años. El Canal de Panamá afronta un proceso de ampliación con el que se pretende duplicar el tránsito total de carga por la vía, que actualmente recibe cerca de 15.000 barcos al año. El proyecto, estimado en 5.250 millones de dólares, contempla la construcción de dos nuevas y más anchas esclusas, con cámaras de recuperación de agua, sobre una vía paralela al actual canal. La Autoridad del Canal asegura que durante la construcción del nuevo trayecto, que concluirá en 2014, no se interrumpirá la atención constante del tráfico de barcos y que las actuales instalaciones no se verán afectadas por las obras. Los trabajos de mantenimiento tampoco interrumpen el tránsito por la casi centenaria vía interoceánica, abierta 24 horas siete días a la semana.

Descarga la aplicación

en google play en google play