Escúchenos en línea

Islas en pie de lucha contra embate de inversionistas turísticos de autoridades ticas

| 25 de Julio de 2006 a las 00:00
Los pobladores de las islas del Golfo de Nicoya, en el Pacífico de Costa Rica, están en pie de lucha ante amenazas de desalojo por parte de las autoridades y el embate de inversiones turísticas que quieren adueñarse de esa zona de ricas tierras y gran belleza. Cientos de habitantes de Chira, Venado y Caballo, las islas más pobladas, dejaron claro el pasado fin de semana que no están dispuestos a cambiar la tranquilidad que disfrutan sus comunidades por la delincuencia, la prostitución y las drogas que han invadido las principales playas del país con la llegada de megaproyectos de hoteles y casinos. Esas islas son apetecidas por grupos empresariales locales y extranjeros, para establecer hoteles, condominios y casinos, a orillas de sus imponentes playas. Así lo manifestaron a un grupo de diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC), la mayor fuerza de oposición, que los visitaron para ofrecerles apoyo. Durante el recorrido por estas islas cubiertas de verdes bosques y ocupadas por cultivos y fincas ganaderas, los legisladores escucharon a los lugareños insistir que desean permanecer viviendo allí pese a las penurias económicas que atraviesan. "Ya no somos indios que cambiamos nuestras tierras por espejitos", sentenció Pedro Trejos, vocero de una "Alianza" de los cerca de mil pobladores de Venado, que se han unido para oponerse a proyectos de ley dirigidos a privatizar los terrenos insulares, que la ley de zona marítimo terrestre (ZMT) actualmente reserva como propiedad del Estado. Las reformas legales son impulsadas por el partido Movimiento Libertario (ML, derecha), con el alegado propósito de ayudar a los isleños a adquirir derechos de propiedad sobre los terrenos que ocupan, y que así puedan ser sujetos de crédito para emprender sus propias empresas. Pero muchos isleños creen que estas propuestas son una trampa de intereses turísticos para eliminar obstáculos legales y apoderarse de las tierras. "Nos dicen que con la titulación de tierras vamos a tener facilidades de préstamo, pero cuando no podamos pagar, la opción será vender", consideró Eladio Barahona, presidente de la asociación de Desarrollo de Venado. Por eso, los vecinos hicieron un proyecto de reforma legal -que entregaron el domingo a los diputados- para que a los pobladores con más de diez años en la isla se les conceda un subsidio de vivienda y el derecho al uso del suelo, bajo condición de que no lo puedan traspasar a terceros, salvo que sea por herencia a familiares consanguíneos. Mientras tanto, las autoridades municipales de Puntarenas, con jurisdicción en las islas, insisten en que aplicarán la ley de ZMT, lo que implica la demolición de las construcciones levantadas dentro de la zona pública de los primeros 50 metros de terreno próximo al mar, y ya enviaron cientos de órdenes de desalojo. La medida está en suspenso de momento, a causa de un recurso presentado por la Defensoría de los Habitantes, que pidió tiempo para analizar los casos. Varios pobladores entrevistados manifestaron angustia e impotencia al verse presionados para desalojar, y se quejaron de que mientras a los lugareños se les aplican las regulaciones, a los inversores foráneos se les permite adquirir tierras y "hacer lo que les da la gana". Acusan a sociedades mercantiles -a las que estuvieron ligados funcionarios estatales- que obtuvieron concesiones en isla Caballo de haber ofrecido su venta por Internet. Según denuncian ecologistas, otro caso es isla Bejuco, cuya mayor parte está en manos de un inversionista norteamericano. "Nos sentimos humillados y atropellados, nos indigna que si las islas son patrimonio del Estado por qué nosotros los pobladores no podemos vivir aquí, y en cambio sí se permite que los extranjeros adquieran las tierras", se lamentó Sendy Carranza un pescador de Venado. "Si me sacan de aquí me matan", dijo por su parte Analibe Morales, una joven que preparaba con su esposo una red de pescar en la playa.

Fuente: AFP. Desde Isla Venado, Costa Rica.


Descarga la aplicación

en google play en google play