Escúchenos en línea

Exmilitar hondureño muerto en México participó en el asalto a carro de Banadesa

Tegucigalpa. Agencias. | 10 de Diciembre de 2015 a las 11:44

El exmilitar hondureño Nelson Omar Quiñónez Escalante, quien murió en un enfrentamiento con la policía en México, tenía un rosario de delitos, entre ellos, el atraco del carro repartidor de dinero del estatal Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), según fuentes oficiales.

De acuerdo a la información, Quiñónez Escalante murió en Nueva Ciudad Guerrero, Tamaulipas, durante un enfrentamiento entre policías estatales y civiles armados. Su cuerpo quedó en el interior del vehículo blindado donde se hallaron 5 armas largas, una granada de RPG, 3 cargadores de munición, 1 radio de telecomunicaciones y equipo táctico, se le encontró documentación identificándolo como efectivo militar de Honduras, la cual sería falsa ya que no prestó servicio militar.

Quiñónez Escalante era originario de El Corpus, Choluteca, residente de la comunidad de Cifuentes, Trojes, El Paraíso y tenía antecedentes penales por robo de vehículos y asalto de camiones repartidores.

Estuvo privado de libertad en la granja penal de Danlí y Nicaragua, antes de vincularlo directamente como responsable de los delitos de asesinato y robo agravado de 7 millones de lempiras, los cuales eran transportados en un vehículo del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa).

Este incidente ocurrió en la carretera que conduce desde la ciudad de Danlí hacia el municipio de Trojes, a la altura del caserío de La Unión, El Paraíso y en el mismo resultaron asesinados dos empleados de Banadesa y dos militares. El atraco fue atribuido a la banda de Juan Francisco Castro (“Kiko Castro”) a la que pertenecía Quiñónez Escalante.

En noviembre del 2012, Juan Francisco Castro, alias “Kiko Castro”, jefe de la banda, fue capturado por la Policía Nacional, en el momento de la captura se enfrentó a las autoridades, donde resultaron heridos dos miembros de la Policía Nacional.

Ese mismo mes, fueron capturados Nelson Omar Quiñónez Escalante (0605-1968-00245) y Rony Onán Galo Escalante y Luis Alonso Ponce Viera, miembros de la banda de “Kiko Castro”, quienes fueron presentados ante los juzgados correspondientes.

Estos delincuentes fueron trasladados a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto (Támara), Francisco Morazán, donde guardaron prisión en la cárcel de máxima seguridad, hasta mayo del 2013, cuando fueron declarados absueltos de culpabilidad Rony Onán Galo Quiñónez, Luis Alonso Ponce Viera y Nelson Omar Quiñónez Escalante.

Únicamente fue declarado culpable y sentenciado a 40 años Juan Francisco Castro, “Kiko Castro”, por ser el jefe de la banda. Posteriormente en abril del 2015, “Kiko Castro” fue asesinado a machetazos, junto a dos reclusos en el interior del centro penal, en una disputa por el control de territorio.


Descarga la aplicación

en google play en google play