Escúchenos en línea

Vicepresidente de Costa Rica cae del primer cargo

MiPunto.com. Desde San José. | 12 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El ministro de Planificación de Costa Rica, el también vicepresidente Kevin Casas, dejará el cargo mientras el tribunal electoral investiga el posible uso ilegal de recursos públicos en una campaña a favor del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. El ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, anunció en conferencia de prensa que Casas envió al mandatario Oscar Arias una nota en la que anuncia su decisión de apartarse de su posición de ministro, mientras el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) investiga si el Ministerio de Planificación utilizó recursos públicos para la campaña a favor del TLC. El anuncio se produce en medio de un "terremoto político" producido en el país por la revelación de un memorando, suscrito por Casas y el diputado oficialista Fernando Sánchez, en el que propusieron a Arias utilizar el miedo para lograr la ratificación del TLC en el referendo en octubre. El memorando sugería usar el miedo a la pérdida del empleo si no se aprueba el TLC, así como el temor a la injerencia extranjera, especialmente de los gobiernos de Fidel Castro (Cuba), Hugo Chávez (Venezuela) y Daniel Ortega (Nicaragua). Además, sugiere presionar a los alcaldes amenazándoles con no proporcionarles recursos en los próximos tres años si la opción del "Sí" no gana en sus respectivos cantones, en el referendo del 7 de octubre. El memorando propone también utilizar funcionarios del Ministerio de Planificación para que hagan proselitismo en las empresas privadas, enmascarando las visitas como charlas sobre el Plan Nacional de Desarrollo, para no exponerse a sanciones del TSE. El TSE había definido que los funcionarios públicos están autorizados para participar en la campaña a favor o en contra del TLC, pero que no podían utilizar tiempo laboral ni recursos materiales para ese propósito. La revelación del memorando produjo indignadas reacciones de la oposición política y de los partidos aliados al gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), en particular del derechista Movimiento Libertario, que pidió la cabeza del vicepresidente. Las críticas a Casas también llovieron de parte de la dirigencia del movimiento empresarial que encabeza la campaña del "Sí" y de la Iglesia Católica, que es mencionada en el memorando como parte del bloque opositor al TLC, aunque la jerarquía eclesiástica se ha mantenido al margen de la polémica. Según Arias, ninguna de las recomendaciones contenidas en el memorando fueron aceptadas por el gobierno, que las consideró improcedentes, por lo que el acto no tuvo ningún efecto práctico. Sin embargo, la dirigencia del movimiento anti-TLC asegura que la estrategia descrita en el memorando del vicepresidente ha sido aplicada punto por punto en la campaña del movimiento que favorece la ratificación del acuerdo comercial. El ministro Arias dijo que Casas pidió disculpas ante el Consejo de Gobierno y que decidió apartarse del despacho de Planificación para facilitar la investigación que emprenderá el TSE, lo que definió como un "gesto de hidalguía". "El gobierno ha sido muy claro en manifestar que el gobierno no compartía los comentarios que se hacían en el memorando y decíamos que más bien la posición nuestra ha sido de un firme rechazo a tales sugerencias, por considerarlas ajenas al modo en que entendemos nuestra participación y a los principios básicos de la democracia costarricense", señaló el ministro. Casas quedará prácticamente fuera de la administración por el tiempo que dure su separación del cargo de ministro, pues constitucionalmente los vicepresidentes de la República no tienen asignadas funciones en el gobierno.

Descarga la aplicación

en google play en google play