Escúchenos en línea

Guatemaltecos reviven con mucha algarabía las tradiciones decembrinas

Ciudad Guatemala. Agencia Notimex. | 25 de Diciembre de 2015 a las 11:11

Los guatemaltecos reviven con algarabía las tradiciones de la Nochebuena y la Navidad, acompañados de tamales, chocolate, ponche y el atronador ruido de los cohetones.

La mayor metrópoli centroamericana celebra en un ambiente que renueva la tradición y recurre a prácticas de la efeméride más modernas provenientes del exterior.

El tamal, acompañado con pan blanco y una bebida caliente, es el plato tradicional de los guatemaltecos para la cena de Nochebuena, mientras el almuerzo más sustancioso se deja para el día de Navidad.

Las familias y los amigos degustan en la cena tamales negros y colorados, chocolate caliente, ponche de frutas y el llamado rompopo, que tiene como fondo el estruendo de la quema de petardos y juegos pirotécnicos.

La adquisición de petardos, cohetillos y luces artificiales es parte de las compras habituales para la cena navideña y los obsequios de la ocasión.

Es común la proliferación de locales de venta controlada y también de puestos sin permiso que ofrecen “cohetes”, “volcanes”, “tronadores” y “ametralladoras”, una tira de cohetillos que puede durar entre cinco y 10 minutos de continua explosión.

La tradición sin embargo es rechazada por muchos sectores del país, debido a los accidentes que causa y que afectan sobre todo a los pequeños.

Autoridades de Salud y de las instituciones de socorro reportan aumentos de más de 50 por ciento de los casos de niños quemados durante los festejos de diciembre.

Al filo de la medianoche, como marca la tradición, la capital y las localidades del país se llenaron del estallido de los cohetones y las vistosas luces artificiales, con que se conmemora el nacimiento del Niño Jesús.

Es costumbre que los niños salgan a las puertas de las casas a quemar cohetes, junto con los adultos que en grupos de amigos o familiares prenden cohetillos y “ametralladoras”.

Las familias guatemaltecas también acostumbran montar nacimientos y rezar por el Niño Dios antes de la cena, costumbres que se siguen principalmente en el medio rural.

No obstante, las familias de mayores recursos económicos siguen la tradición, pero también sirven en su mesa pavo horneado, pierna, embutidos y vinos y festejan ante un árbol de Navidad y con intercambio de regalos.


Descarga la aplicación

en google play en google play