Escúchenos en línea

Panamá, con baja lactancia materna

Ciudad Panamá. La Prensa. | 27 de Diciembre de 2015 a las 15:57

En Panamá solo 21.5% de las madres alimenta con leche materna a sus bebés los primeros seis meses de vida, según informes del Ministerio de Salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  recomienda la lactancia materna exclusiva los primeros seis meses del año, pero en el país hay quienes amamantan a sus hijos por solo tres meses.

En esta situación influyen varios factores, entre esos, el laboral, ya que son pocas las empresas con un lugar acondicionado para que las madres se ordeñen y conserven la leche, justo cuando cada día la cantidad de mujeres en el mercado laboral es mayor.

La última encuesta de la Contraloría General de la República sobre el tema revela que en Panamá hay 698 mil 820 mujeres que trabajan.

Sin embargo, en el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral no hay registro de las compañías que cumplen o no con la disposición establecida en el artículo 114 del Código de Trabajo de ofrecer a las madres un sitio para ordeñarse.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del infante y la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años de edad o más.

Sin embargo, las madres trabajadoras confrontan el gran reto de cómo cumplir la recomendación dada por la OMS.

Por ejemplo, Jazmín Londoño hace tres meses experimentó la inquietud de tener que dejar a su bebé de dos meses de nacida en manos de una familiar para reintegrase a su trabajo.

Su labor de mamá empezó cuando nació su primogénita y con ella vino una serie de responsabilidades, entre las más importantes la alimentación a través de la lactancia.

Con el lema ‘Amamantar y trabajar: logremos que sea posible’, se realizó este año la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Londoño cuenta que al principio quería ordeñarse, pero en su trabajo no hubo un lugar adecuado para practicar esta tarea y después poco a poco dejó de producir leche materna.

La historia de Londoño se repite entre las madres trabajadoras que fueron consultadas por este medio, pues en las empresas donde laboran no existe un espacio acondicionado para ordeñarse y conservar la leche.

Milagros de Velasco manifestó que nunca puede extraer la leche materna de su cuerpo, ya que la única opción para realizarlo era el baño, lo que consideraba antihigiénico.

Para Velasco, el hecho de no poder ordeñarse le provocaba malestares en su cuerpo, como dolores en sus pechos por la leche acumulada por horas.

El ginecólogo obstetra Diego González Siburú explicó que existen complicaciones de diferentes tipos si una mujer retiene por muchas horas leche materna, entre estas fiebre, dolor, aumento del volumen de los pechos, hasta experimentar una mastitis (infección del seno).


Descarga la aplicación

en google play en google play