Escúchenos en línea

Indígenas y campesinos cuestionan salario mínimo fijado en Guatemala

Ciudad Guatemala. PL. | 31 de Diciembre de 2015 a las 15:51
Indígenas y campesinos cuestionan salario mínimo fijado en Guatemala

El Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco (Mscig) cuestionó este juves el salario mínimo fijado por el presidente Alejandro Maldonado para el año 2016 y manifestó su preocupación por la pobreza que afecta sobre todo a esos sectores.

La organización recordó que la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida mostró un ascenso considerable de la pobreza en los últimos siete años hasta abarcar al 59,3 por ciento de la población, es decir, nueve millones 592 mil 447 personas de las cuales tres millones 785 mil 215 viven en pobreza extrema.

"Este preocupante escenario es el producto de la constante aplicación de políticas destinadas a favorecer el enriquecimiento de minorías que han hecho, mantenido y acrecentado sus fortunas mediante el saqueo del Estado, la evasión, elusión e impulso de normas y resoluciones constitucionales que les permitan continuar sin tributar", afirma.

Eso ocurre a través de la imposición de condiciones laborales cada vez más precarias y de "un sistema de justicia disfuncional que tutelando al capital hunde al ser humano en la miseria", agrega el comunicado.

"Maldonado jugó históricamente un papel determinante; desde su militancia en el tristemente recordado Movimiento de Liberación Nacional, su papel como diputado y Magistrado de la Corte de Constitucionalidad al servicio de las élites que han saqueado al país", y actúa igual "como presidente de un Gobierno carente de legitimidad democrática, nombrado por el Congreso más cuestionado de la historia, que condujo al país de la corrupción a la mediocridad y al absurdo", señala.

Critica a su vez que el gobernante pretenda cerrar ese recorrido "con una nueva medida para continuar sometiendo a la población a la miseria y seguir favoreciendo a los saqueadores del país y responsables de la ignominia a que somos constantemente sometidas las guatemaltecas y guatemaltecos".

Maldonado decretó un salario mínimo de cuatro por ciento para trabajadores agrícolas y no agrícolas, y 3,5 por ciento para los de la maquila y empresas vinculadas a la exportación, por debajo del cinco por ciento decretado por su predecesor Otto Pérez Molina, en prisión luego de haber sido vinculado a un caso de corrupción.

Lo peor, opinan los sindicalistas, es el establecimiento de un "salario mínimo diferenciado, discriminativo e injusto para cuatro municipios del país" -Masagua (departamento sureño de Escuintla), Estanzuela (Zacapa, occidente), y Guastatoya y San Agustina Acasagustlán (El Progreso, centro)-, pese a que la Corte de Constitucionalidad había vetado esa propuesta.

En consecuencia, alienta a estar alerta ante "el inicio de una ruta regresiva y precarizante susceptible de alcanzar en unos años a todo el país y todas las actividades económicas".


Descarga la aplicación

en google play en google play