Escúchenos en línea

ONU instala comisión contra la impunidad en Guatemala

Varias agencias. Desde ciudad Guatemala. | 17 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Representantes de Naciones Unidas se encuentran en Guatemala para poner en marcha la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig), que se encargará de investigar la existencia de grupos del crimen organizado en las instituciones del Estado, entre ellos su titular, el juez español Carlos Castresana. "Hemos venido con la intención de ayudar, de colaborar, de tender la mano a Guatemala, en un problema que es grave y en el que los representantes de este país han pedido a la comunidad internacional ayuda", afirmó Castresana en rueda de prensa tras sostener una entrevista con el vicepresidente Eduardo Stein. El juez español es el funcionario que la ONU designó para dirigir la CICIG por su "vasta experiencia" en casos de corrupción en España y América Latina, luego de que el Congreso de Guatemala ratificara, en agosto pasado, el convenio que se firmó entre el organismo multilateral y el gobierno de Guatemala, en diciembre de 2006. "Esta es la ayuda que viene con humildad, no viene con la intención de pasar prepotentemente por encima de nadie, sino todo lo contrario, de ponerse al servicio de las instituciones porque el objetivo a corto plazo es atender ese problema de impunidad, de ineficacia", agregó Castresana. Según el jurista español, dicha ineficacia es en parte involuntaria. "Venimos a reforzarlas, a ayudarles a que hagan el trabajo que les corresponde; no venimos a suplantar a nadie, venimos a prestar un servicio a los guatemaltecos", subrayó. Castresana explicó que durante la presente semana se entrevistará con todas las autoridades guatemaltecas, así como con los candidatos presidenciales que pasaron a una segunda ronda electoral, prevista para el próximo 4 de noviembre, el socialdemócrata Álvaro Colom y el derechista Otto Pérez Molina. Según el Comisionado de la Cicig, esta semana se buscarán locales, se contratará al personal y se ajustará el presupuesto. "Tenemos que hablar también con las contrapartes internacionales, de manera que estimamos que habrá una oficina provisional en funcionamiento en el plazo de un mes y una oficina ya plenamente operativa a principios del otro año", enfatizó Cartesana. En tanto, Stein aseguró que es "un privilegio" que el secretario general de la ONU (Ban Ki-moon) haya designado a Castresana como máximo responsable de la Cicig, "porque su hoja de vida habla por sí sola, ha tenido destrezas y responsabilidades muy importantes en la lucha contra la corrupción y la impunidad". El hecho de que el nombramiento de Castresana se haya producido antes del inicio de las actividades de la Asamblea General de la ONU, representa un "compromiso" del secretario general de la instancia, por proceder de inmediato con la agenda de la Cicig. Fuentes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Guatemala, dijeron a Acan-Efe que "durante esta semana, Castresena mantendrá una agenda privada, que es coordinada directamente por la sede central de la ONU, en Nueva York". Por ello, precisó la fuente, "no será posible que tenga acercamientos con la prensa, ya que primero recabará información de primera mano sobre la situación que tendrá que afrontar el país". Según la Vicepresidencia guatemalteca, el jurista español tiene previsto entrevistarse a lo largo de esta semana con altos funcionarios del gobierno, organizaciones locales de derechos humanos, líderes de partidos políticos y embajadores acreditados en el país. "Es importante que los candidatos manifiesten su compromiso con el trabajo de la CICIG, porque serán durante el próximo período presidencial -en el que alguno de los dos gobernará el país- en que la comisión realizará su trabajo", explicaron fuentes de la Vicepresidencia guatemalteca. El vicepresidente Stein, -principal promotor de la CICIG-, ha dicho a la prensa que las primeras instituciones que deben ser investigadas por esta instancia son la Policía Nacional Civil, la Dirección General de Presidios y la Dirección General de Migración. Estas instituciones, según Stein, "han sido penetradas por bandas del crimen organizado", que utilizan sus estructuras para facilitar la comisión de sus delitos y actuar con absoluta impunidad. Castresana, de 50 años, dirigió un proyecto sobre la Prevención del Crimen y el Abuso y Uso Ilegal de Drogas, que forma parte de un programa de seguridad pública de cinco años de duración y auspiciado por la ONU en el estado de Nuevo León, en el norte de México. Fue también fiscal anticorrupción de la Audiencia Nacional de España y Premio Premio Pro Derechos Humanos.

Descarga la aplicación

en google play en google play