Escúchenos en línea

Denuncian daños de transnacionales mineras a pueblos de Guatemala

Agencia PL. Desde ciudad Guatemala. | 19 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La mina Marlin, ubicada en el occidental departamento de San Marcos, causa contaminación en la cuenca del río Cuilco, con graves daños a mediano y largo plazos para decenas de poblados guatemaltecos, denunciaron hoy líderes comunitarios. Además del exagerado consumo de agua en esa instalación, propiedad de la transnacional Glamys Goldcorp, en la extracción de oro y plata se vierten residuos de cianuro y metales pesados, como mercurio, plomo y arsénico, dijeron residentes en la región. Juan Tema, vecino del municipio de Sipacapa, negó cualquier beneficio para la comunidad como resultado de la explotación de estos recursos naturales. "Nos dicen que eso es desarrollo, pero nosotros no queremos ese tipo de desarrollo porque se llevan nuestras riquezas y nos dejan terrenos contaminados e inservibles", dijo Tema a Prensa Latina. El dirigente comunitario explicó que la población realizó una consulta popular y rechazó la instalación en su territorio de la firma transnacional, pero la Corte de Constitucionalidad desestimó el valor jurídico de esa decisión popular. Por su parte Vinicio López, de la Comisión de Paz y Ecología (COPAE), del Obispado de San Marcos, denunció que la Marlin tiene planificada la descarga de los tanques donde acumulan el agua contaminada tras el proceso, conocidos como "diques de cola". Se trata -dijo López- de líquido con residuos muy peligrosos que se filtrarán hasta el manto freático y contaminarán al río Cuilco, el cual recorre San Marcos y Huehuetenango, en Guatemala, y luego atraviesa territorio mexicano. Sus efectos se sentirán en un plazo de siete a ocho años y se traducirán en la aparición de problemas genéticos y diferentes tipos de cáncer, aseguró. Según López, empresas subsidiarias de la Goldcorp han sido sancionadas en países como Honduras, México y Estados Unidos por hacer este tipo de descargas sin anunciarlas a las autoridades. La COPAE envió desde el 20 de agosto pasado una carta a los Ministerios de Energía y Minas y Ambiente y Recursos Naturales donde expresa su preocupación por este problema, sin obtener respuesta hasta el momento.

Descarga la aplicación

en google play en google play