Escúchenos en línea

Sigue temblando en Honduras

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 23 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Dos temblores de regular intensidad se registraron como parte de un enjambre sísmico que afecta desde hace una semana una región del centro de Honduras, informaron hoy fuentes oficiales. El primer seísmo fue de 3,8 grados en la escala de Richter y se registró anoche, a las 23.50 hora local, y el segundo fue hoy alrededor de las 05.00 hora local. Los nuevos temblores provocaron alarma entre la población, que vive en zozobra desde el seísmo de 5,5 grados Richter que se produjo el pasado día 15 y causó daños materiales, señaló la alcaldesa de Marale, uno de los lugares más afectados, Teresa Espinoza. El epicentro del temblor de anoche se localizó unos 20,5 kilómetros al sur de la localidad de Yorito, en el departamento de Yoro, dijo a medios locales el subjefe de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Luis Maldonado. El segundo temblor pudo haber tenido entre tres y 3,5 grados Richter, con epicentro en la misma zona, según el jefe del Departamento de Física de la estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Gonzalo Cruz. Cruz explicó a radio América que las autoridades hondureñas no disponen de la información completa sobre los seísmos que se producen en el país porque no existe una adecuada red sismológica, por lo que dependen de la cooperación de países vecinos. En este caso, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) facilitó los datos parciales sobre los nuevos temblores, agregó, y lamentó que ningún gobierno hondureño se haya preocupado por instalar una buena red sismológica a pesar de su bajo coste. La COPECO y la UNAH instalaron recientemente algunas estaciones sismológicas, pero no funcionan a plenitud por problemas técnicos. Maldonado y Cruz dijeron que estos últimos seísmos son parte del enjambre sísmico que se desató desde el temblor de 5,5 grados que afectó el día 15 varios poblados del sur de Yoro y el norte de Francisco Morazán, a causa de fallas locales. El sismo del 15 de septiembre no causó víctimas, pero destruyó totalmente 188 casas, mientras que otras 234 resultaron con daños parciales, según un informe de la COPECO. Más de 3.000 personas, entre ellas miembros de la etnia tolupán, resultaron afectadas por el temblor, y muchos se encuentran en albergues.

Descarga la aplicación

en google play en google play