Escúchenos en línea

Muerte y destrucción por torrenciales lluvias en Guatemala

MiPunto.com. Desde ciudad Guatemala. | 24 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Al menos seis muertos, cinco desaparecidos, cientos de evacuados, decenas de casas destruidas y numerosas comunidades incomunicadas es el saldo preliminar de las torrenciales lluvias que afectan Guatemala, donde las autoridades decretaron alerta naranja en 21 de los 22 departamentos del país. Las autoridades también declararon zona de riesgo una colonia de escasos recursos que está en las laderas de la periferia este de la capital y donde las lluvias provocaron deslaves que destruyeron una veintena de casas con un saldo de tres muertes y cinco desaparecidos (incluyendo tres menores). La mayoría de las víctimas se registraron en los barrios de El Edén y Villalobos, de esta capital, donde unas 170 viviendas fueron destruidas parcial o totalmente debido a los deslaves provocados por las precipitaciones. Cientos de habitantes de la colonia El Edén fueron trasladados a albergues temporales para evitar una mayor tragedia, pero las precipitaciones también han azotado otras zonas de la capital, especialmente las habitadas por precaristas que viven en casas de lámina de zinc y cartón. Unas 1.100 personas están ubicadas en ocho albergues habilitados en la capital, dijo el portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Benedicto Girón. Otros dos menores han muerto en similares circunstancias, pero en una zona marginal de la periferia sur de la capital, donde hubo deslizamientos de tierra y destruyeron humildes viviendas. Según estimaciones oficiales, en la capital guatemalteca existen unos 400 asentamientos humanos en áreas consideradas de riesgo, donde habitan al menos 100.000 personas. Para tranquilizar a las familias afectadas, el director del estatal Fondo Guatemalteco de la Vivienda (Foguavi), Antonio Hegel, anunció que el gobierno les proporcionará ayuda para poder tener una vivienda digna. Las torrenciales lluvias también han provocado un caos vial por inundaciones y derrumbes, aunque los más graves se han registrado en la capital y la importante Carretera Interamericana. Al menos tres tramos de la Interamericana han sido cerrados por las autoridades debido a las grandes cantidades de lodo y piedra que han caído sobre la vía. En la vía Interamericana que conduce hacia el occidente se logró restablecer el paso, afectado por desprendimientos de piedras, lodo y árboles. Asimismo, cientos de pobladores de varias comunidades de Mataquescuintla, Jalapa, unos 145 km al este de la capital, están incomunicados debido al crecimiento del río Los Esclavos, que arrasó con dos puentes lo cual impide la circulación de vehículos por las carreteras que conectan a Jalapa con sus vecinos de Santa Rosa, en el sur, y El Progreso en el oeste, lo que mantiene aislado a buena parte de este territorio. La cartera de Comunicaciones trabaja para restablecer el paso. Asimismo, en el departamento de Baja Verapaz hay decenas de comunidades incomunicadas por los derrumbes ocasionados por las precipitaciones. La ruta que conduce del municipio Las Canoas hacia la ciudad de Salamá, la cabecera departamental, está interrumpida por lo menos en seis lugares y cientos de personas se encuentran varadas desde horas de la madrugada sin poder llegar a su destino. Los ríos de Llano Grande y Payac se desbordaron lo cual complica aún más la situación en el sur de Baja Verapaz. Guatemala se ha visto afectada por las lluvias desde el pasado viernes y las autoridades de meteorología pronostican que la situación continuará unas 24 horas más. Las autoridades decretaron una "alerta anaranjada" en 21 de los 22 departamentos del país, con excepción de Petén (norte). "El nivel de prevención rige en 21 de los 22 departamentos que conforman el país, pues es donde, según los informes del Servicio Meteorológico, hay mayores niveles de saturación de agua en el suelo", detalló Girón.

Descarga la aplicación

en google play en google play