Escúchenos en línea

Unas 12.500 familias que viven en asentamientos humanos peligran por lluvias

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 24 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Unas 12.500 familias de las 100.000 que viven en asentamientos humanos se encuentran en peligro por la intensidad de las lluvias, que el pasado fin de semana causaron muerte y destrucción en Guatemala. Un funcionario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Miguel Cotero, dijo el lunes a periodistas que oficialmente las lluvias dejaron el pasado fin de semana 4 muertos y 6 desaparecidos, 40 casas destruidas, 324 en riesgo, 1.506 personas en albergues, 2.063 damnificadas y 12 carreteras con daños. La mayor tragedia se registró en la colonia El Edén, ubicada en el sur de la capital, donde un derrumbe soterró varias viviendas y provocó la muerte de tres personas y otras seis se encuentran desaparecidas. Cotero dijo que brigadas de los cuerpos de bomberos y del Ejército están trabajando en esa zona en busca de los desaparecidos. Por su parte, el presidente de la Coordinadora Nacional de Pobladores de Áreas Marginales, Roly Escobar, explicó que más de 70.000 personas que integran unas 12.500 familias que viven en los asentamientos humanos, están en alto riesgo. Las colonias han sido asentadas en barrancos y laderas, cuyos terrenos ceden ante las constantes lluvias. En Guatemala se calcula que existen unos 400 asentamientos humanos, la mayoría de ellos en el área metropolitana, en la que viven unas 100.000 familias. El vicepresidente de Guatemala, Eduardo Stein, comentó hoy a la prensa que el gobierno está preocupado por la situación en la que viven miles de familias porque sus viviendas están localizados en áreas proclives a desastres. Stein dijo que han ordenado al Ministerio de Comunicaciones que busque lugares más seguros para trasladar a estas familiares que cada año sufren las inclemencias de las lluvias. El dignatario recordó que Guatemala se encuentra en "un estado de alerta general" debido a que el Instituto Nacional de Meteorología (Insivumeh) ha anunciado más lluvias. Desde ayer, la Conred declaró una "alerta naranja" en 21 de los 22 departamentos que tiene el país con el fin de poder dar asistencia humanitaria a los cientos de damnificados. La Conred tiene habilitados 18 albergues en el área metropolitana, según Cotero. Mientras, la Municipalidad de la capital anunció que también ha habilitado 14 albergues en diferentes zonas a los que ya se han trasladado a unas 200 familias, a las que se está proporcionado ayuda humanitaria en colaboración con la iniciativa privada y las diferentes iglesias.

Descarga la aplicación

en google play en google play